Todo es personal en Yucatán

viernes, 26 de enero de 2024 · 08:46

LOS VERDADEROS RESULTADOS DE LAS ENCUESTAS que realizó Acción Nacional en Yucatán marcan que la tendencia no es a su favor, por lo que en su cuarto de asesores cambiaron la estrategia incrementando el ataque a Morena y su candidato a la gubernatura, así como negociar al costo que sea y “quebrar” a integrantes del partido guinda.

Tal es el caso de la reciente adhesión de Mariana Cruz Pool, que coincide con un posible cambio en la candidatura del PAN en el municipio de Motul, así como se dice, rumora y comenta de un presunto pago, de un millón 500 mil pesos pagados a la vista, por los servicios políticos prestados presuntamente por Jorge “el Pollo” Montañez.

Ahora resulta que la propia Mariana Cruz Pool intentó “quebrar” a Miguel Osorio en Tizimín para que se sume a la campaña de Renán. Marianita con engaños le dio todas las facilidades para la rueda de prensa al obradorista del Oriente del Estado, diciendo que era para expresar las inconformidades; ya en el lugar, lo presionó para que anunciara su salida y así la motuleña ponerse la estrella de llevar con ella integrantes del partido de López Obrador; pero tremenda sorpresa se llevó cuando el tizimileño se mantuvo firme a AMLO y se negó diciendo “yo soy un inconforme pero no un traidor”. Qué barata salió Marianita. Obvio los financieros del PAN están molestos y exigiendo resultados del gasto realizado.

MOVIDA Y JALONEADA NOCHE se dio el pasado miércoles 24 de enero en el consejo político nacional del PRI donde se definieron los candidatos plurinominales al Congreso de la Unión y quiénes serían las ternas de candidatos de mayoría tanto en diputados federales y senadores de todo el país.

La primera sorpresa fue que a Yucatán no se le dio un solo espacio plurinominal con todo y que varios Rolandistas ya pregonaban a los cuatro vientos que les tocaría una por lo menos. Se sabe de varios como Roberto Rodríguez Assaf y Víctor Caballero, quienes le reclamaron al exgobernador que ni siquiera trató de pedir por ellos.

Otro que hizo el ridículo fue Sergio Vadillo Lora, quien viajó al consejo político sin ser consejero nacional y se vio en la penosa situación de que no lo dejaran pasar a la sesión, con todo y que gritó en las afueras del recinto que venía con Rolando Zapata. Después se encaminó a la oficina del dirigente nacional, Alejandro Moreno, para pedirle que lo nombraran candidato del tercer Distrito Federal en Yucatán, que abarca la mitad de Mérida; después de esperar más de seis horas sin ser atendido, salió un ayudante de Alito a decirle que el presidente no iba a poder atenderlo, incluso que se había retirado por una salida alterna, pero le comunicaba de su parte que ese tema ya estaba en manos del PAN debido a que ellos eran los que se negaban a su candidatura de manera categórica.

Se supo después que Alito Moreno había abandonado su recinto horas antes y se encontraba ya cenando como siempre en el restaurante Puerto Madero de Masarik.

YA ESTÁN COMPLETOS LOS CANDIDATOS del PAN-PRI y lo que queda del PRD por los distritos locales en Mérida. El último, pero no menos importante, el distrito 2 local del Norte de Mérida, que abarca desde Francisco de Montejo hasta City Center; ahí fue palomeado David Valdez, joven de toda la confianza del Gobernador y quien en los últimos meses tuvo la labor fundamental de coordinar a los “Asistentes del Pueblo”, grupo operativo y de labor social y política del Gobierno del Estado.

QUIEN SE VEÍA MUY CÓMODA y no disimulaba su emoción durante el 5o. Informe de Gobierno de Vila, incluso varias veces arrancó los aplausos y porras hacia el mandatario, fue la diputada Carmen Navarrete, del Partido Verde. La emoción era igualable al de su colega Kathia Bolio, y al unísono coreaban “bravo Mauricio… eso es todo mi góber”, cuando el titular del Ejecutivo resaltaba datos positivos de su gestión. ¿Será que la ecologista ya se siente más azul que verde?

DIVERSOS ACTORES POLÍTICOS empiezan a pronunciarse ante la extraña demanda del titular del Iepac, Moisés Bates Aguilar, de “solicitar un aumento” al presupuesto autorizado por el Congreso de más de 436 millones de pesos, con el argumento de que no serán suficientes para cumplir sus obligaciones, en particular, los gastos del convenio con el Instituto Nacional Electoral (INE) para instalar las casillas el día de las elecciones.

Además de realizar lo que parece una triquiñuela administrativa etiquetando dichos recursos de enero a septiembre -dejando sin dinero al Iepac de octubre a diciembre- los titulares de los partidos políticos no han expuesto la verdadera realidad de esta exigencia del Consejero Presidente; pues se sabe que en el convenio de colaboración con el INE, todos los gastos de reclutamiento, selección y capacitación de los Asistentes Electorales y Capacitadores corren a cargo del INE además de que éste último es el que le da acceso al sistema informático y el apoyo en los recorridos para la ubicación de las juntas distritales y de las casillas. La extrañeza es aún más grande si se toma en cuenta que luego del escándalo en el que el Iepac se vio envuelto en el proceso de 2018, por una demanda interpuesta por incumplimiento de contrato a la empresa “Proyectos Integrales de Redes, Voz y Datos, S.A. de C.V.” finalmente fue ganada por el Instituto al pagar un saldo pendiente por más de 2.4 millones de pesos a la empresa.

A estas irregularidades administrativas se suman las observaciones que la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), dirigida en aquel entonces por Mario Can Marín, le hizo en el año 2019 por la falta de comprobación de pólizas de seguro en toda su flotilla de automóviles, la contratación de una “póliza de incendios” por más de 140 mil pesos, y el mantenimiento mensual por casi 40 mil pesos mensuales en conmutadores de baja gama, que representan tecnología obsoleta para las dependencias públicas.

Asimismo, la propia ASEY observó que el Iepac, en su momento, no fundamentó la acreditación legal de un proveedor de marketing por concepto de estrategia digital por más de 200 mil pesos, situación que vino a resolverse apenas en febrero de 2023. Así las cosas, en el Iepac, donde los consejeros electorales empiezan a tomar distancia de la agenda de su consejero presidente, pues discrepan de una exigencia que no está fundada en razones técnicas, legales y administrativas, pero que saltan a la luz ante la opacidad de sus estados financieros en los que se revelan partidas y gastos de hasta 20 millones de pesos para “mejorar la eficiencia institucional”.

TREMENDO BERRINCHE HIZO JORGE CARLOS Ramírez Marín porque, según él, no le están cumpliendo lo prometido al salirse del PRI, resulta que la molestia del senador es porque él quería que le dieran a la regidora Mafer Vivas el distrito 1 local (abarca parte de la zona Centro y Centro-Poniente de la ciudad de Mérida) así como hicieron a un lado a Lila Frías y a Luis Borjas. El berrinche se lo hizo a Huacho Díaz Mena y luego lo subió de tono con Jorge Emilio González, líder de facto del PVEM. Y quedó en eso, en berrinche porque no logró nada más que darse cuenta de que el Partido Verde no es el PRI que le aguantó todos sus gritos por miedo a perder su liderazgo. El gordito Marín debería estar agradecido de ser candidato y no un perseguido por lo sucedido en la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano.

No hay que olvidar que durante todo el 2024… Todo es personal.

Otras Noticias