Todo es personal en Yucatán

viernes, 1 de diciembre de 2023 · 11:37

YA SE PERFILAN LAS candidaturas locales a varios distritos de Mérida, pero también ya se empiezan a barajar nombres para el próximo Cabildo de la capital yucateca.

Figuran dos jóvenes de confianza del gobernador, David Valdez, actual director del Instituto de Desarrollo Regional y Municipal del Gobierno del Estado; Juan de Dios Collí, exaspirante a una diputación y director del Registro Civil, y Jesús Pérez Ballote, actual diputado local, coordinador de la campaña en Mérida, quien se perfila como secretario del Ayuntamiento, en caso de que Cecilia Patrón gane la elección. Por el lado de las mujeres, se oye fuerte el nombre de María Marín, afín a Cecilia Patrón y cercana al grupo económico de apoyo por ser del gremio de la construcción.

DESPUÉS DE LA METIDA DE PATA de Alberto del Río, al subir la foto donde Joaquín Díaz Mena aparece en una reunión privada con sus cercanos a lado de políticos que han ocupado importantes posiciones en Yucatán, parece que el equipo se puso las pilas con el refuerzo de varios exfuncionarios con vasta experiencia en el ejercicio público y en campañas electorales.

El que perdió todo rasgo de sensatez es el diputado Rafael Echazarreta, que se ha pasado “denunciando” a sus compañeros de partido, pareciendo que trabaja más para el PAN que los propios expanistas que denuncia. El “Doctor en Derecho” se ha lanzado a la yugular del desafortunado clavadista afirmando que es sinónimo de derrota y de “transgresión a la voluntad de los morenistas”, esto dijo en la rueda de prensa a la que convocó, pero casi nadie hizo caso.

No en vano corren los rumores de que Echazarreta le está haciendo la jugada al PAN de dividir a Morena con estos ataques. Por cierto que realizó una rueda de prensa a la que invitó a Joaquín Díaz Mena, pero éste no sólo no llegó, sino que ignoró por completo la “cordial invitación” empero de ser una trampa. Parece que Echazarreta olvidó quién lo propuso para ser diputado plurinominal, pues aunque se la pase diciendo que fue recomendación del General Secretario de la Defensa para ocupar esa curul local, es bien sabido que fue el propio Huacho el que envió su nombre para ser diputado plurinominal. Rafael es uno de los peores errores políticos de Morena.

Rommel Pacheco no encuentra su esquina porque, contrario a lo que pensaron en Morena, el deportista, está representando uno de los más grandes negativos, y un lastre para Huacho, tan es así que uno de sus principales impulsores, el senador verde Jorge Carlos Ramírez Marín, se ha deslindado del teniente, en especial después de que una gente allegada a aquel protagonizara una agresión a militantes morenistas que mostraron rechazo a su candidatura, durante el evento en el que se inscribió, en la sede de su partido.

Lo cierto es que, si son militantes o no, es lo de menos, la agresión no se justifica en ningún caso. Lo verdadero es que la molestia persiste y el sentimiento de que llegó para desplazar a los cuadros de Morena que llevan cinco arduos años trabajando en territorio para ahora regalarle su “estructura”.

EL PAN ESTÁ A PUNTO DE COMETER uno de sus más grandes errores: poner en sus distritos federales a priistas como Sergio Vadillo, en el tercero, a quien la militancia acusa de ser el símbolo de la corrupción y de la traición, así también en las demarcaciones locales a panistas que con trabajo y los conocen en sus casas. No hay mejor fórmula para perder una elección que el compadrazgo, el amiguismo y el enqueridismo.

Si para tanto da la soberbia de los panistas de creer que, con imposiciones de cuates y amigos y amigas cercanas, ganarán los distritos locales y federales, es cuestión de sentarse a esperar los resultados lógicos de las decisiones arbitrarias y si no, pregúntenle a Mauricio Sahuí y a los priistas que, sin capital político, se obstinaron en ser candidatos sólo para perder estrepitosamente.

LA CONFIRMACIÓN POR PARTE del presidente estatal del PAN, Asís Cano Cetina, de que Mauricio Vila tiene asegurado el Senado es la mejor prueba de lo que habíamos comentado previamente en esta columna: son falsas las versiones de que Mauricio Vila fuera “entregar” Yucatán, pues nunca se había visto que el CEN del PAN arrope a un político yucateco de su partido asegurando por doble vía su llegada a la Cámara alta: por un lado, al ser suplente ponerlo en la posición 5 plurinominal en la lista del Senado; y también que entre como propietario conforme a las listas del CEN del PAN que se conocerán más adelante.

Es así que aun con un escenario adverso para el Frente Amplio o para el PAN, Mauricio Vila tiene asegurada la senaduría y esto es una muestra de que sigue representando un valioso activo para el panismo nacional por sus resultados, especialmente en el combate de la pobreza, al lograr, según el INEGI, la tasa más baja de pobreza en su historia, con 236 mil yucatecas y yucatecos que salieron de la pobreza gracias a la generación de empleos y oportunidades en el interior del Estado y la coordinación con el gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero esta buena relación tanto con el CEN del PAN como con el presidente no ha sido vista con agrado desde el ala dura del renancismo: las versiones recelosas se fundaron desde los cuartos de guerra de Renán Barrera que según nuestros informantes, se andan tirando del chongo por el control de la estrategia de comunicación de la narrativa de la transformación; pues desde hace varias semanas que el precandidato de Morena, Joaquín Díaz Mena se había apropiado de este término de la 4T hablando sobre sus planes de seguir conservando la estrategia de seguridad que hoy da resultados bajo el liderazgo de Luis Felipe Saidén Ojeda.

Y mientras critican que Huacho Díaz use ahora guayabera, los asesores del renancismo todavía no han resuelto cómo habrán de solucionar el tema de la imagen de un candidato panista a la gubernatura como principal responsable de la alianza con el PRI y comprobar cuál será la reacción del panismo cuando detrás de su rostro aparezca el logotipo tricolor, en particular en los municipios donde haya candidatos de ambos partidos. Mucho azul, poco azul, mucho rojo, poco rojo, ya está causando problemas en el interior de su precampaña, pues existen numerosos municipios donde apellidos y familias conocidas de ambos partidos se han disputado y repartido el poder por décadas.

EL REGRESO AL PRI DEL DIPUTADO Mario Peraza lo tomó terriblemente la militancia. No pueden dejar de recordar el triste paso del diputado por la JAPAY, donde fue gerente de cartera vencida durante el sexenio de Rolando Zapata, lugar en donde dicen que le cobraba a la gente más necesitada para reconectar el servicio de agua potable… así se las gastaba en esos momentos el ahora legislador. Esta columna está para recordar a muchos, que en Yucatán todo es personal.

todoespersonalcolumna@poresto.mx

 

 

Otras Noticias