Congresista desmiente a Aureoles

miércoles, 4 de agosto de 2021 · 10:34

Silvano Aureoles, gobernador saliente de Michoacán, visitó Washington la semana pasada para advertir que, según su parecer, México se está convirtiendo rápidamente en un “narcoestado” y Morena en un “narcopartido”. La temeraria denuncia encontró oídos receptivos, a decir por el perredista, de funcionarios estadounidenses, centros de estudio, la OEA y Adam Schiff, presidente del Comité Selecto Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

“Me dio la impresión de que el congresista (Schiff), presidente del comité, está muy informado del tema porque me dijo, ‘Es muy grave lo que está sucediendo en México’. Coincidió conmigo en que la democracia en el país está en riesgo… Hubo una frase que él uso: ‘Esto tiene que sacudir la política estadounidense’”, declaró Aureoles describiendo la supuesta reacción de Schiff.

En rueda de prensa el viernes, Aureoles sostuvo que, en el encuentro con Schiff, que según él duró 45 minutos, le entregó un dossier de presuntas pruebas confidenciales que muestran cómo grupos delincuenciales aterrorizaron al electorado para obligarlo a votar por Morena en la “narcoelección” del 6 de junio en Michoacán.

De acuerdo con el político michoacano, el demócrata de California le habría dicho que “hay cierta reserva” y “prudencia” en elevar el tema de la violencia y el narcopoder en México porque la administración Biden necesita la colaboración sobre migración del gobierno de AMLO.

La oficina de Schiff corroboró el encuentro con Aureoles, pero refutó tajante su versión sobre la conversación que, subrayó, fue privada.

“No comentamos sobre reuniones privadas, pero no es un relato fiel de la discusión”, me dijo Lauren French, portavoz de Schiff, desmintiendo las afirmaciones de Aureoles.

La inusual refutación fue en respuesta a mi pregunta pidiendo corroborar la versión unilateral de Aureoles de que Schiff reaccionó “preocupado” a su alegato de que México se está volviendo un “narcoestado” y Morena un “narcopartido”, exclamó que iba a “sacudir la política” de EEUU y afirmó que no era el momento propicio para abordar el tema con México.

En su capacidad de presidente del poderoso Comité Selecto Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Schiff es uno de un puñado de legisladores con máxima “security clearence”, lo que le da acceso a información secreta de los servicios de inteligencia. El comité que preside tiene jurisdicción sobre 20 departamentos y agencias federales que recaudan inteligencia, incluidos el Departamento de Estado, el FBI, la CIA, la NSA y la DEA, entre otros.

Schiff recibe a gente que le pide cita y cuya opinión considera importante escuchar. Pero son reuniones privadas, para no atribución. Al hacer público el contenido de su conversación con Schiff, lo que hizo primero en su cuenta de Twitter, Aureoles violó las estrictas normas de secrecía que rigen las conversaciones privadas en Washington.

No es la primera vez que Aureoles rompe protocolos. El año pasado, difundió en redes sociales videos exhortando a los michoacanos nacionalizados a votar por Biden, en un acto claramente injerencista.

En el encuentro con los medios el viernes en un céntrico hotel, en el que de entrada aclaró que estaba vacunado, mostró un video de un presunto narco instando a votar por los candidatos de Morena en Michoacán, así como actas de distritos que muestran que el único partido en registrar votos en la elección para gobernador fue el oficial.

Se negó a dar a conocer el resto de las supuestas pruebas—videos, audios, testimonios, actas electorales—argumentado que no quiere poner en peligro la vida de los denunciantes y testigos.

“Fue una narcoelección, esa es una afirmación categórica, donde los grupos del crimen organizado operaron e indujeron a través de amenazas y presiones para que los electores votaran por el partido del presidente, por Morena”, insistió.

Alertó que lo que dice pasó el 6 de junio lo van a querer replicar en las elecciones en seis estados en 2022 y en las presidenciales en 2024. “En 2024 el presidente de México lo va a imponer la delincuencia organizada”, aseveró.

Arremetió contra Andrés Manuel López Obrador y su política de “abrazos no balazos”, acusándolo de haber permitido que los grupos delincuenciales actuaran “a sus anchas” para que Morena también ganara en Baja California, Sinaloa y Sonora.

No es la primera vez que Washington escucha denuncias no corroboradas, que pudieran sonar creíbles, de políticos mexicanos. En los noventa, Eduardo “El Búho” Valle denunció que el narco tenía penetrada la estructura gubernamental y que a Luis Donaldo Colosio lo mataron los narcopolíticos. El gobierno de Carlos Salinas lo negó.

Aureoles también se entrevistó con David Rodríguez, director de la oficina de asuntos mexicanos en el Departamento de Estado, y Edward Heartney, representante permanente de EEUU ante la OEA; Andrew Selee, presidente del Instituto de Política Migratoria; Santiago Cantón, jefe de la misión observadora a las elecciones mexicanas y relator del informe a la OEA, y con el Secretario General de la OEA Luis Almagro. También habló con un grupo de especialistas convocado por el Instituto México del Centro Woodrow Wilson.

Aureoles dijo que entregó a Almagro y a los funcionarios del Departamento de Estado el dossier de presuntas pruebas con la solicitud, “de no hacerlo público”.

No se encontró con Esteban Moctezuma, embajador de México en EEUU. De acuerdo a textos de WhatsApp en su celular, que leyó en voz alta en la rueda de prensa, Aureoles comunicó a Moctezuma sus deseos de verlo. El embajador respondió que le avisara cuando llegara a Washington para ponerse de acuerdo. Así lo hizo. Moctezuma ya no le respondió.

Fuentes cercanas al embajador dijeron que estuvo muy ocupado esa semana con la visita de un grupo de funcionarios de la Cancillería y que Aureoles no insistió.

El general Glen D. VanHerck, comandante del Comando Norte de las Fuerzas Armadas de EEUU con jurisdicción sobre México, recientemente afirmó que las organizaciones criminales controlan hasta 35 por ciento del territorio “ingobernable” de México (Briefing 16/03/2021). AMLO lo negó.

El subjefe de operaciones de la DEA dijo que los carteles operan en México con plena impunidad (Npr 21 03 2021). Michoacán es uno de cinco estados mexicanos que el Departamento de Estado recomienda a sus ciudadanos no viajar debido a la violencia y los secuestros.

Es indisputable que el narco se ha fortalecido, o no se ha debilitado, como se quiera, bajo el gobierno de la 4T. Pero no siempre se sabe por qué dicen las cosas los políticos. Casi siempre tienen motivos ocultos e intereses mezquinos. ¿Qué pretende el gobernador con su retórica? ¿Atraer reflectores? ¿Blindarse de acusaciones para cuando ya no tenga inmunidad? ¿Urdir intrigas? Sea lo que fuere, su indiscreción dejó un mal sabor de boca en el Capitolio.

Otras Noticias