La cultura del talento post-Covid

domingo, 18 de julio de 2021 · 10:19

En los últimos 15 meses ninguna actividad humana ha permanecido igual que antes de esta pandemia. El Covid-19 ha alterado radicalmente la vida diaria de todas  las personas y de todos los negocios. Derivado de todo esto, los siguientes meses y años traen nuevos desafíos para todos. Para enfrentarlos, es útil revisar lo que nos dicen expertos y líderes de los cambios que llegaron para quedarse y, sobre todo, lo que identifican como los temas clave para poder construir valor en los negocios por los próximos años.

Se ha hablado mucho de los cambios que seguirán en el futuro. Uno de los más  prevalentes es que el trabajo remoto se ha vuelto una de las prácticas más generalizadas. Si bien esto es probablemente cierto cuando menos en algún grado, algunos expertos y líderes empiezan a puntualizar los limitantes del trabajo remoto. Hay temas que simplemente son más efectivos verlos en persona, sobre todo si son conceptuales y complejos. En especial el trabajo distante ha tenido un efecto negativo en los profesionales jóvenes que apenas empiezan su carrera y que necesitan la interacción personal para tener procesos de crecimiento más rápidos y óptimos. Las reuniones virtuales son muy útiles para dar seguimiento a temas puntuales. Pero tienen limitaciones cuando se necesitan debates y discusiones abiertas con eficacia. Muchos equipos de trabajo han perdido cohesión y el enfoque de muchas organizaciones se ha volcado a temas de supervivencia en lugar de planear con efectividad el futuro. Las limitaciones de algunos líderes se han visto expuestas como nunca. Ahora que se empieza a ver la luz al final del túnel en esta pandemia es útil cuestionarnos ¿Cuáles deberían de ser las principales prioridades de las empresas? ¿Hacia dónde deben enfocar sus recursos para construir el futuro post-Covid?

Para responder a estas preguntas, el índice predictivo de Estados Unidos encuestó a 160 directores ejecutivos en los últimos meses sobre sus principales prioridades y preocupaciones. Sus respuestas proporcionan una ventana a las mentes de los líderes en uno de los momentos más difíciles de la historia reciente. Las respuestas revelaron un hilo conductor: los equipos ejecutivos están luchando para mantener equipos de alto rendimiento unidos para cumplir con la estrategia de crecimiento de la empresa. En muchos casos, los ejecutivos están liderando equipos totalmente nuevos. El 69% de las empresas reestructuraron sus equipos durante la pandemia. 97% de los líderes dicen que el trabajo remoto llegó para quedarse, pero la gran mayoría de ellos mencionan que el principal reto es asegurar que los equipos trabajen con eficacia de manera virtual.  Las empresas pueden estar comprometidas con el trabajo remoto, pero eso no significa que el cambio haya sido fácil. Los líderes están preocupados por la productividad de los empleados y están enfocados en mantener la cohesión del equipo. Desde que comenzó la pandemia, muchos CEOs creen que sus equipos no tienen una fuerte cohesión. El trabajo a distancia está amplificando la falta de efectividad en el trabajo en equipo. Cuanto más cerca están las organizaciones de estar totalmente alejadas, más importantes son sus problemas de cohesión.

A final de cuentas, en todas las organizaciones, la optimización del talento se centra en el activo más caro y poderoso de una empresa: las personas. Y los líderes claramente están preocupados porque también reconocen esta importancia. Sobre todo, a raíz de los retos en gente que se han exhibido durante esta pandemia. No sólo deben enfocarse permanentemente al desarrollo y la optimización del talento; deben de estar activamente comprometidos como parte de su cultura a largo plazo. Para las empresas que quieren tener éxito no hay otro camino.

Por Luis Durán

Otras Noticias