EU

Nathalie Vilchis, la mexicana que busca apoyo para cumplir sueño en la NASA

Vilchis fue la única mexicana elegida por la NASA para participar en la investigación en el Jet Propulsion Laborator
martes, 4 de agosto de 2020 · 17:07

La joven Nathalie Vilchis, estudiante de Ingeniería en Mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey fue seleccionada para formar parte de una estancia de investigación en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA; sin embargo está en busca de ayuda para alcanzar este sueño.   

Vilchis fue la única mexicana elegida por la NASA para participar en este proyecto de investigación, pero para ello debe recaudar más de 240 mil pesos que le permitan pagarse su estancia, porque de acuerdo al reglamento, debe subsidiarla por medio de compañías, universidades, fundaciones o terceros y no de su familia directamente. 

A través de un video que divulgó en sus redes sociales, Nathalie explicó cuáles son los pasos a seguir una vez que obtuvo su lugar dentro de la NASA: "Al ser ganadora de esta convocatoria y conforme a las reglas de la NASA, el financiamiento para este viaje no puede provenir de los fondos personales del seleccionado o familiares. Forzosamente tiene que venir de compañías, universidades, fundaciones o terceros". 

"El proyecto que me asignaron es un taladro de plasma que perfora capas de hielo a temperaturas criogénicas destinado para los polos en Marte y los satélites congelados de Júpiter y Saturno. Esto para obtener muestras y ayudar a la búsqueda de vida en otros planetas", comentó la estudiante de Ingeniería en Mecatrónica en el Tecnológico de Monterrey.  

Su estancia tiene una duración de cinco meses y por cada uno solicitan 2 mil 400 dólares, motivo por el cual se estableció la meta antes mencionada ya que por mes necesita 48 mil pesos mínimo.  

Natalie Vilchis ha obtenido el primer lugar en dos años seguidos en el Air and Space Program de la NASA y forma parte de la Sociedad Astronómica de su casa de estudios, donde divulga la ciencia del espacio. La estudiante de Ingeniería en Mecatrónica, en conjunto con la Universidad Metropolitana de Tokio, ha participado en proyectos como el desarrollo de un brazo robótico espacial, giroscopios y sistemas autónomos de aterrizaje.