Lupillo Rivera, destrozado, cuenta cómo vivió la muerte de su hermana Jenni Rivera

El cantante aseguró que la muerte de Jenni Rivera fue uno de los momentos más duros que vivió y entre lágrimas platicó cómo fue ese momento
domingo, 3 de abril de 2022 · 23:50

El programa La Entrevista con Yordi Rosado se ha vuelto muy popular por las confesiones y controversias que han revelado sus invitados, y en esta ocasión ocurrió algo muy profundo y sincero, el cantante Lupillo Rivera abrió su corazón y en un momento muy nostálgico contó sobre la muerte de su hermana Jenni Rivera

La pregunta sobre la muerte de Jenni surgió a partir de una canción, Tragos de amargo licor, la cual, mencionó el cantante, fue la última que cantó con su hermana, poco tiempo antes de que muriera en el año 2012.  

“Fui el último artista con el que ella cantó a dueto en un escenario”, mencionó Lupillo con la voz cortada por el llanto que estaba por derramar al recordar la muerte de su hermana, hecho que sucedió en Iturbide, Nuevo León. 

Enseguida, el cantante contó que se encontraba en Carolina del Norte, y para él fue un hecho que descubrió conforme avanzó el tiempo, hasta saber cómo estaba Jenni.

“Yo estaba en Norte Carolina en gira. Ella estaba en Monterrey. Nunca he dicho su nombre, pero lo voy a decir: recibo una llamada de Gabriel Roa y me dice: ‘Compa Lupe, tenemos un problema grave’. Y le dije: ‘¿Qué rollo, qué hay?’. Me dice: ‘No encontramos el avión de tu hermana’”. “Me llamó el Gobierno Mexicano, me dijo que hablara con alguien que conociera bien a Jenni. Le marqué a mi papá que iba manejando para Phoenix y le dije: ‘Hay un problema, necesita regresarse a la casa, no encuentran el avión de Jenni’”.

En aquel momento, Lupillo reveló que ante sus padres y el resto de su familia tuvo que actuar de una manera fría para  no alarmarlos ante una mala noticia, pero en todo momento trató de saber qué era lo que realmente pasaba

Lupillo contó que estuvo en contacto en todo momento con el locutor Gabo Roa y le preguntó si lo que hablaba era verdad “y me dijo: ‘No le digas a tu familia’. A mí no me tocó de otra más que ser frío, yo no podía llorar, no podía desahogarme, me tocó ser frío. Le marqué a mi carnal Pedro: ‘Ve a la casa de mi mamá, desconéctale la televisión, el internet y todo’”. 

“Llega Pedro a la casa de mi mamá, empieza a desconectar cosas. Le marqué a Juan y le dije: ‘No encuentran el avión de Jenni, trae a toda la raza a la casa de mi hermano’. Le llamé a mis hijas ‘Quítale los celulares a Chiquis’. Creo que entre ellas se pelearon, en la desesperación pasó ese incidente”.

"Con toda la familia en casa de su mamá, se enteraron por las noticias: “Mi mamá, en un descuido de mi carnal Pedro, entró una llamada a la casa y ella contestó: ‘Doña Rosa, no encuentran el avión de Jenni’, y se desmayó”. Entonces, el cantante recibió la temida llamada de su mamá: “¿Qué está pasando hijo? Le dije: ‘No puedo decirle’. Gabo me dijo: ‘No digas nada hasta que te confirme’.

"A las 6 de la mañana ya no aguanté y Gabo: ‘Confirmaron la muerte de tu hermana’”. “Yo me acuerdo aventé el teléfono y corrí hacía la carretera. Todos los de la banda andaban conmigo y me dicen ‘Espérate’, y yo gritando. Todos cuidándome. Recuerdo que cuando iba corriendo uno de ellos me tumbó”.

Pero luego siguió lo más fuerte para Lupillo: avisarle a su papá: “Confirmaron la muerte de Jenni”. Y su progenitor se destrozó. Lupillo acudió a Monterrey para, a petición del Gobierno de México, “ver si los restos son de ella o no”. Y sí era ella. “¡Que pinche suerte la mía de tener que llegar con esa noticia!”. Tras esos días tan complicados, el cantante mencionó que se fue a su casa y “agarré mi peda, todos los días pisteaba. Mi ingeniero me decía: ‘No tomes’, pero fue un golpe muy cabrón. Me empezó a meter al estudio con el grupo y bien pedo grabé… El otro día las contábamos como mil 600 canciones”. 

Lupillo Rivera dijo que este momento “fue muy difícil, fue lo más difícil que he vivido en mi vida y lo más triste de mi vida; ver esa mirada de mi papá con la ilusión que entrara con mi hermana y tener que decirle ‘Sí se murió mi hermana’. Son cosas que está muy cabrón el pedo, y uno va queriendo sanar, queriendo crecer. Pero ese dolor nunca se olvida, he aprendido a vivir con eso, pero el dolor está presente”. 

Durante todo ese momento, tanto el cantante como el comunicador no pudieron contener las lágrimas, por lo que será uno de los momentos más emotivos en las entrevistas de Yordi Rosado.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

JAL