Candelaria, Campeche, de zona ganadera a tierra de narcos con el respaldo de los "Farías"

Las administraciones del exalcalde panista Salvador “Chava” Farías González alteraron la paz con la venta de drogas, abigeato y crímenes de sangre en Candelaria, municipio de Campeche
viernes, 20 de mayo de 2022 · 07:52

Desde el 2009, cuando Salvador “Chava” Farías González fue electo alcalde por primera vez, la vida de los habitantes de Candelaria sufrió un giro inesperado, pues pasó de ser una zona tranquila y ganadera a tierra de narcos, ya que, a su llegada, presuntamente permitió el ingreso del narcotráfico, venta de drogas, abigeato y hasta asesinatos.

Aunque el empresario ganadero concluyó su periodo en 2012, no se alejó de los reflectores y en 2015 se volvió a postular como candidato a la alcaldía y por el “buen manejo” de recursos, repitió el mando de 2018 al 2021.

El legado de un narcogobierno se mantiene vigente, a su salida, “Chava” Farías dejó en el poder -cual herencia- a su sobrino Francisco Farías Bailón, quien ya había cobrado en las arcas municipales cuando fue regidor y que actualmente es el edil mejor pagado de Campeche, con un sueldo máximo de 169 mil pesos mensuales, de acuerdo con el Presupuesto de los Egresos de los Gobiernos Municipales.

Los actos de corrupción, hechos delictivos y ventas de droga, han sido las actividades principales no sólo del exedil, sino de parte de su familia, basta recordar cuando su hermano Antonio Farías González fue detenido y relacionado con grupos criminales. Enfrentó acusaciones por abigeato, robo de vehículos, homicidio calificado, narcotráfico y tráfico de indocumentados.

Ambición y poder

Especial

En 2007, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) señaló a Antonio como supuesto líder del Cartel de Sinaloa en Campeche y zona Sur del país, organización de Joaquín “El Chapo” Guzmán, mientras la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSPF) lo evidenció como “pieza clave” de la estructura del Cartel del Golfo, liderado por Sergio Velázquez alias “El Gafe”.

Pero la cercanía con los cárteles no solo se limitó a la familia, en diciembre del 2019 fue detenido en Guatemala el director de Protección Civil de entonces, Miguel Acosta González, con dos toneladas de cocaína con valor comercial de 40 millones de dólares. Según el informe, el funcionario iba con cinco personas cuando transportaban la droga en una avioneta; les decomisaron dos camionetas Pick-up, un cuatriciclo, un tractor, cuatro radios portátiles y siete fusiles de asalto con municiones.

Para llegar a los límites con Quintana Roo, el narco usa a Campeche, en contubernio con los Farías, para paso libre de aeronaves, incluso, elementos castrenses confirmaron sobrevuelos en Candelaria y Calakmul. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que entre 2019 y 2021 incautaron 16 avionetas que transportaban cuatro toneladas de cocaína.

Las ejecuciones

Tras los antecedentes y la participación de lugareños y foráneos, el crimen organizado comenzó a cobrar factura con quienes se atrevían a contradecir indicaciones, arrastrando incluso a inocentes, como ocurrió el ocho de agosto del 2021 cuando asesinaron a J.I.H.H. de 23 años y L.A.R. de 22, ambos oriundos de Guatemala; otras dos víctimas fueron I.P. y la menor S.J.G.A. de 13 años, de la comunidad Estrella del Sur, donde además otra joven conocida como Cecilia Clemencia U.G., de 13 años, fue rescatada con vida, tras un ataque con arma de fuego.

Especial

El tres de enero del 2022, Marcos N. alias “El Tigre” fue baleado en el pueblo Estrella del Sur sobre un camino de terracería en la región de Miguel Alemán, junto con tres personas más; en el lugar se encontraron más de 50 casquillos percutidos de armas largas, este incidente derivó, presunta,ente a una deuda entre el narco. El 12 de enero del mismo año fueron localizados los cuerpos de J. de la C.H. de 23 años y V.R.C. de 24, en el asentamiento irregular El Mirador, de la región El Desengaño, con heridas de bala y el “tiro de gracia”.

El 26 de febrero, entre los ejidos Don Samuel y Francisco I. Madero un adulto mayor fue ejecutado por dos sicarios como venganza por una deuda de drogas que tenían con su hijo. El anciano fue la llamada de atención.

Esta situación no es exclusiva de la Entidad, pues Raymond P. Donovan, el llamado “zar antidrogas” de Nueva York y responsable de la detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán, tiene en la mira a más de 100 personas ligadas al cártel en la península de Yucatán, principalmente Quintana Roo, entre ellos destacan Miguel Acosta, exdirector de Protección Civil de Candelaria, y Héctor Alberto García Tejocote, excoordinador de Protección Civil de Escárcega, a quien vinculan con un grupo dedicado a asaltar camiones en las carreteras.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

JG