Dirigente de ribereños de Ciudad del Carmen denuncia falta de atención al sector pesquero

Después de que pescadores fueron víctimas de numerosos asaltos en mar abierto y hurtos en embarcaderos de Isla Aguada, la seguridad ha mejorado de forma considerable, pero la falta de iluminación los sigue afectado
jueves, 13 de enero de 2022 · 13:49

Durante el 2021 los pescadores fueron víctimas de robos de motores fuera de borda, sobre todo los de la Villa de Isla Aguada y de la cabecera municipal, representando fuertes pérdidas ya que cada motor tiene un precio superior a los 200 mil pesos, y cuando los han recuperado las autoridades, en muchas ocasiones no los devuelven. Esto se suma a las carencias con las que viven en cuanto a servicios básicos pues en las zonas ribereñas no se cuenta con alumbrado público, por ejemplo, y la inseguridad en altamar sólo ha bajado un poco, señaló Santiago Jiménez González, presidente de la Unión de Pescadores Ribereños del Carmen.

El dirigente afirmó que la pesca es el principal sector productivo de la Isla que no ha sido atendido como debe ser por parte de las autoridades, y sobre el tema de seguridad dijo que “es algo con lo que tenemos que lidiar todos los días. A veces tenemos la mala suerte de que nos roben, porque sí hay inseguridad y muchos compañeros han sufrido el robo de motores, de redes y de implementos; a otros compañeros los han golpeado e incluso les han quitado la vida”, indicó.

Jiménez González mencionó que este problema de ilícitos contra los pescadores “hace unos meses se desató de nuevo con el robo de motores, sobre todo en Isla Aguada y los compañeros de Isla Aguada fueron los que más sufrieron esta clase de actos el año pasado. Aquí en Ciudad del Carmen se dieron también, se llevaron varios motores y el sector se vio afectado porque por lo general es el único medio que tienen los pescadores para subsistir, su única fuente de ingreso”.

Puntualizó que las pérdidas por este tipo de ilícitos son elevadas porque un motor cuesta más allá de los 240 mil pesos, por lo que se hace un gran sacrificio para comprarlos, sin contar lo que se pierde por el robo de redes e implementos para la pesca de altura”.

De igual forma reconoció que el sector tiene muchos problemas y necesidades; no sólo en cuanto a la actividad pesquera, sino que por donde viven no hay alumbrado. Un ejemplo claro, dijo, “esta acá en la calle donde está la cooperativa: no tenemos, pusieron el tendido eléctrico y ya vamos para otra administración y no vemos la intención de que instalen la luz”.

También comentó que últimamente la inseguridad ha bajado un poco en altamar a raíz de que la Secretaría de Marina empezó a realizar rondines con mayor frecuencia, de la mano de lo que está haciendo en tierra la Guardia Nacional, e incluso hubo detenidos ya. “Recuerdo cuando a unos pescadores los asaltaron en mar abierto y les quitaron un motor que apenas tenía cuatro meses de haberse comprado; los amarraron y los dejaron a su suerte”.

Recordó que en el 2020 fue víctima de un robo de motor, pero con ayuda de sus compañeros unieron a las cooperativas y tras gestionar ante la Fiscalía General del Estado (FGE), se recuperó el motor luego de dos meses, aunque cuando lo recibió ya no tenía el número de serie, “pero sucedió en la Vicefiscalía Regional de Carmen, porque cuando lo recuperamos lo tenía; ahí se lo quitaron”, concluyó.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

CC