Sólo nos dieron paracetamol: Obreros accidentados en derrumbe de Ciudad del Carmen

Los trabajadores de la obra colapsada donde murieron dos de sus compañeros, acusan deficiente atención. Sólo les dieron paracetamol y diclofenaco
martes, 21 de septiembre de 2021 · 07:35

Aunque algunos trabajadores presentan golpes que por fuera no se ven, como el caso de Ambrosio Jiménez de la Cruz, quien el fin de semana tuvo calentura y se queja de dolor de cabeza, el Seguro Social solamente le dio un día de incapacidad, además de no turnarlo con un especialista y sólo recetarle paracetamol y diclofenaco, mientras que el Sindicato “28 de Enero” presiona a LAX Construcciones para que a todos los que presenten molestias vayan con especialistas para descartar daños mayores.

Denunció esto María del Carmen de la Cruz, mamá de uno de los lesionados quienes se presentaron a laborar como de costumbre a la obra que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), entregó a esta constructora  con sede en Cuernavaca, Morelos, la obra que se realiza con una inversión de más de 36 millones pesos de pesos.

Después de pasar la lista de presente, condición para que al estar detenidas las obras en la Unidad Deportiva Renovación III, la empresa les pague su semana completa en lo que se realizan los peritajes, uno por uno los trabajadores fueron abandonando el área de trabajo, entre ellos estaba Ambrosio Jiménez de la Cruz, quien se encontraba en la parte del área que se estaba colando cuando se dio el accidente que enlutó a dos familias, cuando colapsó el techo y le terminó cayendo dentro al reventar el arnés que traía y terminó con algunos golpes en la cabeza y en el cuerpo.

Fue de los trabajadores que fueron llevados en ambulancia para su valoración tras el accidente y después fue dado alta al no tener ninguno hueso roto, ni otros golpes que se observarán a simple, sin embargo, relata que desde eso siente fuertes dolores de cabeza, pero en el Seguro Social tras darle de alta le recetaron solamente paracetamol y diclofenaco para el dolor, “la cabeza siento que me va a estallar, la siento caliente, incluso, el domingo me dio mucha calentura, pero en el Seguro Social solo me dieron esas pastillas y no pasaron con algún especialista, y le pedí al del Sindicato que me ayude, pero que no pueden hacer nada”, comenta.

Mientras que su mamá María del Carmen de la Cruz con cierto dejo de angustia señala que en el Seguro Social no lo quieren atender y “aquí la constructora no nos quiere mandar con particular y me preocupa mi hijo porque se queja de que le duele la cabeza, por eso se puso el pañuelo en la cabeza. Pedimos que nos ayuden y que nos manden con uno particular, nada estás pastillas le dieron que no le ayudan mucho”, quien agregó que apenas el día del accidente les dieron la hoja de que ya estaban dados de alta en el Seguro Social.

Mientras que otro trabajador, quien mencionó que no se ponga su nombre, dice no tener más que pequeños dolores en el cuerpo, que espera no pasen a mayores, y que aún no proceso que fue lo que provocó que colapsara el techo cuando ya prácticamente terminaban de colar el techo.

En tanto que otro trabajador de nombre José Antonio, dijo que tuvo suerte porque ya había bajado, “me encontraba ya juntando las herramientas cuando escuché el estruendo y levantó la vista para ver cómo se estaba derrumbando el techo, vi como cayeron varios compañeros y pensamos lo peor, pero solamente dos compañeros perdieron la vida, dos chavos jóvenes de entre 25 a 26 años”.

Considera que lo que provocó que se dé este accidente mortal fue el material de mala calidad con el que se estaba cimbrando, incluso, cuando a él le tocó trabajar en esa área la madera, (polines, tablas), eran de mala calidad, incluso, algunos ya estaban podridos, además de que no había suficiente y al final se tuvo que usar hasta esos, y los resultados están a la vista, además de que la materia prima como las varillas no eran las adecuadas que se deben de usar en este tipo de construcciones.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

JG