Niños menonitas, con clases presenciales en Campeche, pese a COVID-19

En la entidad, al rededor de 200 menores amish mantienen una educación hasta los 14 años
jueves, 19 de agosto de 2021 · 08:08

Los 11 mil 800 menonitas que habitan en Campeche no temen a la pandemia, de COVID-19 por su aislamiento social en cada uno de los 18 asentamientos en la entidad, pero algunos tienen permitido vacunarse contra el virus, relató el gobernador de Nuevo Progreso, Pedro Woelke Wiebe, al destacar que sus actividades escolares y sociales no se han detenido desde la llegada del SARS-CoV-2 al estado.

El ejemplo más importante de la declaración es que no detuvo la actividad escolar y social por el aislamiento social y cultural, al grado que un promedio de 200 menores entre los 5 y 14 años continuaron sus actividades escolares en cada uno de los 18 asentamientos durante el periodo marzo 2020 - agosto 2021.

Pedro Woelke Wiebe igual recordó que “los niños en la comunidad están a la espera del nuevo ciclo escolar” durante el periodo Noviembre 2021 – Febrero 2022.

Las actividades escolares en los campos menonitas están ligadas a la historia de su cultura, actividades productivas, las labores de las mujeres en casa y su religión, ya que en cada iglesia se imparten las clases a los menores antes de cumplir la mayoría de edad, 14 años.

Se debe destacar que labores escolares en Campeche no se rigen bajo las normas de las instituciones educativas de los diferentes niveles de gobierno de México; como la Secretaría de Educación Pública (Sep) o la Secretaría de Educación de Campeche (Seduc).

Es importante destacar que los grupos menonitas en México se dividen en “liberales” y “conservadores”; los primeros utilizan tecnología -y también asisten a escuelas incorporadas a la SEP hasta los 14 años- mientras que los segundos asisten sólo a la escuela menonita; en Campeche ninguna escuela está incorporada.

Vida social

En torno a la vida social, las actividades tampoco se han visto limitadas por la pandemia, al grado que siguen circulando en cada asentamiento sin cubrebocas, asistiendo a la tienda sin medidas de protección y rindiendo culto a su religión durante el fin de semana; cuando nadie trabaja.

Un ejemplo de lo mencionado es Nueva Trinidad, en donde el 17 de agosto realizaron una subasta de casa, muebles y artículos de un matrimonio menonita que falleció.

Aprueban vacunación

Pedro Woelke aceptó que la vacuna contra el COVID-19 no está prohibida entre los habitantes de Nuevo Progreso, por lo cual algunos han asistido a las Jornadas de Vacunación del Gobierno Federal.

Agregó que sí creen en el virus y destacó la importancia de no tener miedo, además de que añadió que él piensa vacunarse en la comunidad de Iturbide, Hopelchén, durante la siguiente Jornada de Vacunación contra el COVID-19.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

aarl