Pescadores de altura, sin actividad ni sustento en Campeche

Un total de 98 embarcaciones de pescadores de altura están paralizadas debido al nulo apoyo del Gobierno Federal
martes, 15 de septiembre de 2020 · 12:46

Unos 600 pescadores de altura del estado de Campeche se ven afectados ante la paralización de las 98 embarcaciones camaroneras, por la decisión que tomaron los armadores de todo el Golfo de México ante la nula respuesta del Gobierno Federal para ofrecer un precio competitivo al diésel marino, mencionó Adolfo Fuentes Hernández, presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras de la Industria Pesquera en la entidad.

Consideró que la pesca de camarón en Tampico es una de los mejores, ya que los barcos ingresan a los puertos con 12 toneladas de producto en el primer mes de pesca, y si el precio del kilogramo del crustáceo se cotiza en 120 pesos, significa que con el amarre de los barcos dejan de generar económicamente un millón 400 mil pesos cada unidad, y si se suma los 98 buques, Campeche pierde mil 415 millones 904 mil pesos en producción camaronera.

“Los barcos de todo el Golfo de México se encuentran parados desde Tampico, Veracruz, Campeche y Quintana Roo, en espera de la respuesta del Gobierno Federal y es histórico lo que sucede, ya que por primera vez  se suspendió el subsidio al diésel marino y esto afecta al sector de altura, debido a que en el primer viaje los barcos traen hasta 12 toneladas de producto en 20 a 25 días de trabajo”, señaló.

En la ciudad de San Francisco de Campeche, existen 90 embarcaciones y en Carmen 8,  de las cuales existe un padrón de 400 pescadores en Campeche y 200 de Carmen, y en la apertura de la veda se acostumbra que en cada buque vayan siete tripulantes, y con la paralización de los navíos cada hombre de mar deja de percibir entre 30 a 40 mil pesos en 25 días de trabajo.

Manifestó que los hombres de mar desconocen si habrá producto cuando los armadores decidan librar los barcos para que salgan a la pesca, porque el camarón es de corrida o de paso, ya que se los lleva la corriente, por lo tanto no saben que va suceder.

Hay que señalar que el 1 de octubre se abre la veda para la pesca de camarón en la Sonda de Campeche y se considera que los barcos continuarán parados mientras no haya un precio competitivo del diésel, lo que significa que los pescadores continuarán inactivos sin generar recursos para llevar a sus hogares. Sin embargo, los armadores acordaron apoyar económicamente al pescador con algo de recurso económico, pero no lo que percibe el hombre del mar cuando sale a la pesca.

“Estamos en espera de las respuestas del armador a ver qué pasa esta semana y si no hay solución vamos a continuar con las manifestaciones pacíficas, voy a platicar con todos los pescadores para ver qué decisión vamos a tomar”, indicó.

Por Fernando Kantún