Domingo, junio 16, 2019

A Claudia la asesinaron hace ya dos años y el presunto culpable sigue libre; su abuela pide ayuda

El Comité contra la Tortura de la ONU reiteró su “profunda preocupación” por las alarmantes cifras de mujeres asesinadas y el reducido número de sentencias dictadas por violencia familiar y feminicidios.

Ciudad de México, 20 de mayo (SinEmbargo).- El feminicidio de Claudia Alondra Suárez Correa, universitaria asesinada el 11 de septiembre de 2017 en una jardinera cerca de su casa en Veracruz, Veracruz, continúa impune a casi dos años del crimen. Luis Gustavo “N”, ex novio de la víctima y señalado como el presunto responsable, está prófugo mientras que las autoridades no muestran mayores avances: “no han hecho nada”, denunciaron familiares de la víctima.

“El crimen de mi nieta, a casi dos años, sigue impune. Al asesino dicen que no lo encuentran y no lo encuentran, las autoridades siguen en lo mismo, lo único que dicen es ‘estamos trabajando en el caso’, pero no han hecho nada. Lo que yo quiero es justicia”, dijo Andrea Torres Conteras, abuela de la víctima, en entrevista con SinEmbargo.

El Comité contra la Tortura de la ONU (CAT, por sus siglas en inglés) reiteró su “profunda preocupación ” por las alarmantes cifras de mujeres asesinadas y el reducido número de sentencias dictadas por violencia familiar y feminicidios.

En las más recientes observaciones a México, emitidas la madrugada de este viernes, el CAT destacó que en México, entre 2011 y 2017, se han emitido solo 709 nueve sentencias, de las que 573 fueron condenatorias y 136 absolutorias.

Claudia Alondra tenía 21 años de edad y cursaba el último año de la licenciatura de Comercio Exterior en la Universidad Mexicana (Unimex). Foto: Especial

EL FEMINICIDIO DE CLAUDIA

Claudia Alondra tenía 21 años de edad y cursaba el último año de la licenciatura de Comercio Exterior en la Universidad Mexicana (Unimex).

“Mi nieta era muy buena alumna, tenía una beca y trabajaba medio turno. Ella quería seguir estudiando, trabajar, ser alguien en la vida, tenía muchos sueños, y se los cortaron”, enfatizó Andrea.

Andrea Torres platicó que Alondra tenía meses de haber terminado su noviazgo con Luis Gustavo “N”. La noche del 10 de agosto de 2017, él acudió a la casa de Alondra para hablar con ella y entregarle la copia de la llave de su casa, que “él se tomó el atrevimiento de sacarle”, relató Andrea.

Claudia Correa, la mamá de Alondra, le dijo a su hija que se metiera a la casa. Eran cerca de las 23:00 horas, pero la joven le dijo que en un rato más entraba, que iba a salir un rato.

“Como mi hija dijo ‘no pues están aquí afuera’. No pensó mal en ese instante y se fue a trabajar”, platicó Andrea Torres.

Andrea agregó “cuando mi hija se dio cuenta, ya no estaba mi nieta, incluso había dejado su celular.

El cuerpo de Alondra fue localizado sin vida al día siguiente, cerca de las 6:00 horas

“Ella no tenía ningún problema con nadie, nada más que este muchacho, él poco a poco se fue metiendo en su casa, decía que la amaba que la amaba, y qué fue lo que hizo, la mató […] Mi nieta estaba en una jardinera, ahí la mataron y la dejaron”, relató la abuela de la Alondra.

Alondra fue atacada con un arma blanca: “le dieron una cuchillada en la yugular y otra en la costilla”, comentó la entrevistada.

La familia destacó que el principal sospechoso del crimen es Luis Gustavo. Vecinos de la víctima al parecer vieron que la joven discutía con el, de acuerdo a versiones dadas a conocer a medios de comunicación.

El caso de Claudia es uno de los 2 mil 745 feminicidios en México, de 2015 a 2017. Foto: Especial.

PIDEN JUSTICIA

La Fiscalía General de Justicia giró una orden de aprehensión contra Luis Gustavo “N”, el principal sospechoso, e incluso lanzó el ofrecimiento de una recompensa a quien ayude a su localización, pues hasta el momento el hombre está prófugo.

Andrea Torres afirma que no hay datos, ni indicios del presunto autor, pero que tampoco hay avances en la investigación para su captura.

“Las autoridades lo único que dicen y hacen es que disque están investigando, que lo están buscando, incluso ahorita pusieron recompensa, pero no han hecho nada.

Los familiares y amigos de Alondra clamaron que el caso de Alondra no quede impune y solicitan que las autoridades judiciales actúen para la localización del presunto responsable.

“Yo lo que pido es justicia porque mi nieta era una persona muy linda, era una excelente alumna, una excelente hija, y a mi hija –la mamá de la víctima–, le quitaron un pedazo de su vida. Mi hija se ve fuerte, pero sigue en atención porque no puede recuperar la muerte”, dijo la señora Andrea.

La abuela pidió también apoyo a la ciudadanía para que proporcionen información si ha visto al prófugo, o datos que puedan apoyar y ayudar para su captura.

“Lo único que quiero yo, que queremos todos, es que nos hagan justicia, que nos ayuden las autoridades a encontrar al culpable y que pague lo que hizo”, reiteró.

“Agradecería su ayuda y apoyo para encontrar a esta persona que mato a mi hija Claudia Alondra Suarez”, escribió Claudia Correa, madre de la víctima, en sus redes sociales al difundir el ofrecimiento de recompensa. Foto: Especial.

PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL

En sólo dos años, entre enero de 2015 y febrero de 2019, se registraron al menos 2 mil 745 feminicidios en México, de acuerdo a las cifras destacadas por el Comité contra la Tortura, en su más reciente resolución de observaciones al país, tras examinar el séptimo informe periódico de México:

“En este sentido preocupa al Comité el reducido número de sentencias dictadas por violencia familiar y feminicidio: 709 entre 2011 y 2017, de las que 573 fueron condenatorias y 136 absolutorias”.

El organismo internacional manifestó su inquietud sobre la impunidad en este tipo de crímenes y “la deficiente aplicación del marco legal en la materia por parte de muchas entidades federativas”.

“El crimen de mi nieta, a casi dos años, sigue impune”, dijo a SinEmbargo Andrea Torres Conteras, abuela de la víctima. Foto: Sugeyry Gándara, SinEmbargo.
A su vez el CAT urgió al Estado mexicano a investigar exhaustivamente todos los casos de violencia de género, incluidos los casos de tortura sexual, los asesinatos y las desapariciones de mujeres y niñas, y en particular en aquellos casos en los que haya habido acciones u omisiones de autoridades del Estado.

“Que los presuntos autores sean enjuiciados y, de ser condenados, sancionados debidamente, y que las víctimas obtengan reparación, incluida una indemnización adecuada” expresó.

También recomendó impartir formación obligatoria sobre el enjuiciamiento de la violencia de género a jueces, fiscales y miembros de las fuerzas del orden; llevar a cabo campañas de sensibilización sobre todas las formas de violencia contra la mujer y velar por que las víctimas de violencia de género reciban atención médica, apoyo psicológico y la asistencia jurídica que necesiten.

Publicaciones Relacionadas

Siguiente publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recomendados