Apuntes sobre Un telescopio que te apunta como revólver


Ivi May Dzib


Sobre las artes escénicas

V y última

Por citar un ejemplo, en la Hacienda de un pequeño municipio de Yucatán, donde aproximadamente viven 500 personas, se hizo este trabajo de fomento a la lectura, aunque con otro objetivo que no tenía que ver con esta puesta en escena. En una sesión hace unos años, notamos que algo estaba ocurriendo, porque los niños estaban taciturnos en comparación a todas las sesiones anteriores. La directora de la escuela nos explicó aparte que una niña de 10 años ya no iba a regresar porque había sido violada por su primo de 17 años y tres personas más. Al parecer los niños no sabían qué había pasado, pero un niño que sabía de los hechos ya se lo había contado a los demás. El trabajo de esa sesión no era referente al abuso sexual, pero los textos de los niños y los dibujos que acompañaban el ejercicio estaban permeados de cierto temor y otras sensaciones que eran producto de lo que había pasado. Imágenes como las que se dieron en esa sesión son las que podríamos rescatar para que formen parte de la obra. También trabajamos sesiones en donde a partir de libros como Estela grita muy fuerte, de Isabel Olid, o Valentina y la sombra del diablo, de Verónica Maldonado, se habla de la sexualidad y el abuso a los menores.
No se pretende guiar al otro en su lectura a través de un libro o una temática, sino recoger fragmentos de vida de personas que han pasado por un abuso sexual, han sido testigos, cómplices, o conozcan a alguien que lo hayan sido, no desde una postura de victimización ni tampoco de ilustración, sino de estados de ánimo que se puedan generar con la imagen, desde un dibujo hasta una fotografía, una frase o unos rayones.
Estas múltiples dramaturgias serán las que se le presenten al espectador para que pueda hacer una lectura de la puesta en escena, pero hay que señalar que estos son algunos apuntes de la manera en la que se pretende construir, porque lo que sí tenemos en claro, que al ser el teatro un hecho vivo, no es posible hablar solo a partir de supuestos, sino desde el trabajo que se hace desde el escenario.
En cuanto al trabajo de actuación y el texto, al no existir acotaciones explícitas, una de las estrategias sería que los actores acoten el texto, lo que nos permitirá discutir sobre el tiempo, el espacio y la acción que se desarrolla en la historia. Esto servirá para saber cómo los actores entienden el desarrollo de la diégesis de la obra, para poder cambiar el orden de las escenas, ya que es un texto que pretende ser abierto y que los actores creen una dramaturgia de la dramaturgia. Sería una construcción dramatúrgica textual y corporal la que realizará el actor.
Parte del análisis sería reconstruir los espacios vacíos, puesto que el texto es fragmentado y que se han seleccionado edades claves en la vida de Ella (personaje principal), será importante ahondar en lo que no se cuenta. Al suceder la acción en una población pequeña, no mayor de dos mil habitantes, también podremos ver las relaciones de estos personajes durante los espacios vacíos a partir de alusiones a hechos en los que no se ahonda tanto, pero que son de importancia para entender (como creadores) algunos de los motivos de Ella y los demás para actuar de la manera en la que lo hacen.
Habría que considerar entregarle al actor un análisis estructural del texto que sirva como base antes de empezar el otro análisis (el de las acotaciones que tendrá que realizar al texto). Hay que señalar que lo fragmentado del texto da pie a que si no se realiza este análisis, se corra el riesgo de tener una lectura superflua sobre los personajes.
Uno de los objetivos de la puesta en escena es no convertir la obra en un melodrama o en una denuncia, sino en un material expositivo de la violencia sexual hacia los adolescentes que pueda llevar sensorialmente al espectador a escenas perturbadoras, de ahí trabajar con la proxemia y evitar la ilustración de emociones y sentimientos. Por lo que hay que preparar al actor para que deje a un lado la vivencialidad o la idea de que se está ante una estética naturalista, a pesar de que el texto pueda producir esa sensación.
Pues bien, estos son unos cuántos apuntes por si alguien quiere adentrarse en la puesta en escena de “Un telescopio que te apunta como revólver”, texto de mi autoría, el cual se puede encontrar en el libro El idiota de palacio, editado por Tierra Adentro, o en la página dramaturgiamexicana.com puede descargarlo de manera gratuita.

[email protected]



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!





Dignidad, Identidad y Soberanía
Calle 60 # 576 x 73, Centro
Mérida, Yucatán, México. C.P. 97000
Tels: 01 (999) 930 2760, con 15 lineas
Publicidad: 930 2782
Fax Publicidad: 01 (999) 930 2783
Email Publicidad: [email protected]

Periodismo veraz para un Estado joven
Avenida Andrés Quintana Roo, SM. 98
Mza. 63, Lote 02, esq. con Chichén Itzá,
Cancún Q. Roo
Tels. 01(998) 886 7823 y 886 8795,
Email Publicidad: [email protected]

Oficinas en México
Edison No. 9, Depto. 602, Col. Tabacalera,
Delegación Cuahutémoc, México, D.F.
C.P. 06030, Tels: 01 (999) 9302782,
Fax Publicidad 01 (999) 9302783
[email protected]
[email protected]