La banda del automóvil gris, una de las mejores películas del cine testimonial de la historia




Conrado Roche Reyes

Películas imborrables

Basada en hechos reales acaecidos en la Ciudad de México en el año de 1915, cuando una banda de delincuentes aterrorizó a la capital del país en medio del caos revolucionario. Originalmente se proyectó al público en 12 episodios, como se acostumbraba en la época de su estreno, que fue en el año de 1919, y la saga constituyó un verdadero suceso, pues las salas se abarrotaban para mirar la trama de la vida real, todavía muy presente entre los aterrorizados capitalinos, en especial los ricos capitalistas, quienes entre el barullo de las diversas facciones de generalotes revolucionarios que tomaban y abandonaban la ciudad sucesivamente uno de tras de otro, mientras sus tropas, la mayoría producto de la leva o campesinos enrolados en equis bando, sin tener ninguna convicción del porqué peleaban, fueron causantes de múltiples atropellos durante este periodo de la revolución.
Muy aparte de la trama de esta película, tiene datos interesantísimos. Por principio de cuentas, es considerada una de las mejores cintas del cine mudo en todo ese tiempo. Participan como actores los productores Joaquín Coss y Juan Canais de Holms. El que fuera director de la policía en el tiempo de los hechos narrados, Juan Manuel Cabrera, se interpreta a sí mismo en el filme. El promotor y director de los rollos de episodios fue Enrique Rosas, y participa como una chica jovencita nada menos que María Teresa Montoya.
El día de su estreno varias salas de la capital de la república se vieron llenas de espectadores; entre las que la proyectaban se encontraba el famoso Salón Rojo.
La película es sumamente importante y debería de ser vista por todos los admiradores del séptimo arte. Es una gran filme por varias razones. Da inicio al cine testimonial, un firme y vigoroso argumento y, técnicamente, los primeros planos son excelentes, los planos generales y los acercamientos. El hecho de que varios de los actores hayan sido protagonistas reales de esta película relatando las fechorías de esta cruel banda, y el hecho de señalar al general carrancista Pablo González, importante e influyente personaje revolucionario, como el autor intelectual de estos hechos, convirtió la película en un “cine verdad”.
La cinta estuvo a punto de perderse, ya que la familia Rosas, sin imaginar que se trataba un testimonio valiosísimo para México, permitió conformar y unir los doce episodios para proyectar un largometraje ya incluso con lenguaje sonoro. En este proceso la película sufrió cortes irreparables, perdió su sentido original y varias escenas quedaron inconclusas o ininteligibles.
Su primer asalto consistió en secuestrar a la hermosa hija de un rico comerciante inglés afincado en la capital pidiendo cuantioso rescate. Este fue pagado íntegramente, pero antes de que fuera regresada a su hogar, la chica, escondida en uno de los barrios bajos del México de entonces, fue violada doce veces.
A todo esto, el detective Cabrera les seguía la pista. Cometieron numerosos atracos y asaltos, todos con lujo de una violencia innecesaria, uno de ellos al riquísimo señor de Mancera. Incluso, mataron de un balazo a un infeliz niño que tuvo la mala fortuna de pasar por ahí en esos momentos. Huían siempre en un automóvil último modelo de color gris, y su jefe era un español de apellido Grande, quien se codeaba con la alta sociedad de entonces. Incluso, regaló a la primera tiple, la sensación de moda en México, Maria Conesa, un collar que había sido parte del botín en uno de sus atracos. Infiltrados en la policía (como vemos, ya desde entonces las cosas andaban igual que hoy), de allí sacaban las órdenes de cateo para penetrar en las residencias. La película fue filmada en el mismo lugar de los hechos.
El resultado es un magnífico documento que nos muestra a una Ciudad de México admirada ya, aunque aún se respira aquel aire de provincia, pero en donde se ven las calles vacías por la resaca de la revolución. Los miembros de la banda cometían sus secuestros y asaltos a plena luz del día, sin ningún peatón o ninguno de los pocos automóviles que entonces existían.
A cien años de esta tragedia capitalina, son precisamente las imágenes de la ciudad empolvada y fantasmal; las casas con las huellas de los encuentros armados; la gente de entonces, que aún usaba sombreo y bastón, una enorme aportación visual de un México tan diferente al que hoy conocemos.
El detective encargado del caso logra desmembrar a la banda y capturar a la mayoría de sus integrantes y, como siempre… a excepción de Grande, que se dice escapó a Europa, en donde continuó haciendo fechorías. No así sus peones, que en el clímax de la película, en lo más aterradora para la sensibilidad de nuestros días: el fusilamiento de los malhechores (¡ah! pero eso sí, cómo se refociló el público televidente mirando el ahorcamiento de Sadam Hussein, el fusilamiento de los esposos Ceaucescu de Rumania o el cadáver de Bin Laden).
El hecho de que se haya tratado de un historia verídica y que se haya filmado en los lugares de los hechos y con los participantes de ellos en la cinta, llevó a Rosas, en su afán de crear un documental –que finalmente fue una obra de arte– a filmar e incluir en la cinta el fusilamiento real de varios miembros de la llamada Banda del Automóvil Gris.
Se trata, entonces, de un referente obligado para los amantes del cine documental y testimonial bien hecho, con un buen argumento y muy apegado a la verdad. Recomendada ampliamente.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!





Dignidad, Identidad y Soberanía
Calle 60 # 576 x 73, Centro
Mérida, Yucatán, México. C.P. 97000
Tels: 01 (999) 930 2760, con 15 lineas
Publicidad: 930 2782
Fax Publicidad: 01 (999) 930 2783
Email Publicidad: [email protected]

Periodismo veraz para un Estado joven
Avenida Andrés Quintana Roo, SM. 98
Mza. 63, Lote 02, esq. con Chichén Itzá,
Cancún Q. Roo
Tels. 01(998) 886 7823 y 886 8795,
Email Publicidad: [email protected]

Oficinas en México
Edison No. 9, Depto. 602, Col. Tabacalera,
Delegación Cuahutémoc, México, D.F.
C.P. 06030, Tels: 01 (999) 9302782,
Fax Publicidad 01 (999) 9302783
[email protected]
[email protected]