Yax molaayil x meyjilo’ob jats’uts’il túukul ba’alo’ob u tia’al u ma’alobkintiko’ob kuxtal




(Primer Encuentro Regional de Mujeres Indígenas en el Arte)

U Jalaachil u Lu’umil Yucatán
yéetel u noh Molaayil Conaculta
ichil u tak muk’il u Molaayil Instituto
de Cultura tu lU’umil Yucatane’
Ku meyajtiko’ob

“Yax molaayil x meyjilo’ob jats’uts’il túukul ba’alo’ob u tia’al u ma’alobkintiko’ob kuxtal”

E’esajil:
Ichil u paakatil yaabilaj bey xan jats’uts’il u Jalaachil X Ivonne Ortega Pacheco, Ku je’epajal tun jejela’as bixilo’ob ku cha’iko’ob ka na’atpajak, ka chíimpoltak bey u much’ káajtal máak. Bey ch’uupal je’e bix xan máax ku béetik jun p’éel más jats’uts’ much’kabil máak ku bin u béetik u béejil le Lu’uma’, ku ts’aik tun ichil u tuukulil u meyaj ichil ts’íib tu yu’ulal u meyaj utsil u tia’al máaxo’ob séeb u loobiltalo’obe’ je’e bix máasewal máako’ob, ichil le lo’obo’ maayao’obe’, chen ba’ale’ kex u yoojele’, ko’olelo’ob ku loobiltalo’ob ka’aten tumeen ku pe’chetalo’ob tu yo’olal x ch’uupo’ob bey xan tumeen máasewalo’ob; Ku ts’aikubaj tun leti’ u tia’al u na’atiko’obe’, ku chíimpoltik tun ko’olel, ku yax béetik “Yax molaayil x meyjilo’ob jats’uts’il túukul ba’alo’ob u tia’al u ma’alobkintiko’ob kuxtal”, bey jun p’éel jolnaj tia’al ka ookok tuláakal pajtalilo’ob ku ts’a’ muk’ ti’ u meyaj jats’uts’il kakalil ch’uupalo’ob ku cha’iko’ob k ookoj ka k k’ajolt u wayak’o’ob bey xan u kuxtalo’ob. Tu yo’olal lela’ u Lu’umil Yucatane’ ku sutkubaj boonil tu’ux ku yets’kunto’ob u u wayak’o’ob, ku k’ubik tun u puksi’ika’l u Jalaachil u tia’al u jajkunkintiko’ob.
Le Yax molaayil x meyjilo’ob jats’uts’il túukul ba’alo’ob u tia’al u ma’alobkintiko’ob kuxtal, jun p’éel meyaj ku síijil tu yo’olal u yojelta’al ku meyajta’al jun p’éel xan ichil tul’aakal u lu’umil Meexico chun tu ja’abil 2002 ichil u maak’iinal Ch’uupalalo’ob béeta’ab tu y’ylal u ts’aabal k’ajotbil tuláakal ba’ax ku béetiko’ob bey xan u tia’al u much’ikuba’ab ku k’aoltubao’ob bey xan u meyajo’ob.
Ichil le meyaja’ ku natpajal letio’obe’, ku ye’esikubao’ob bey u máas ya’abil máasewal káaj wey t lu’umile’exe’,bey xan yéen jun p’éel noj ba’al ku béetiko’ob tio’olal u p’aatal ma’alob u kuxtal máasewal káajo’ob bey xan ka aantako’ob; lelo’ ku beychajal tumeen ku kansiko’ob u jats’utsil t’áano’ob, ba’ax ucha’antak , u pajtalilo’ob, bey xan bix suukan u kuxtalo’ob ichil u tak’muk’il u ch’íibalo’ob. Je’e bix lela’, ku béetiko’ob ba’alob ichil pax, k’ax, chuuy, ik’il t’áano’ob, ya’ab ba’alob ku bin u ts’aiko’ob u muuk’il ba’ax suk u béetiko’ob ichil u kuxtalo’ob ka’alikil u ye’esikubao’ob letio’ob.
Máasewal ch’uupalalo’obe’ ku ts’íibtiko’ob u wayak’o’ob, ku bin u booniko’ob u kuxtalo’ob, ku chuyko’ob jats’uts’ t’aano’ob, ku yosko’ob tu puksi’ik’al sáasil, ku béetiko’ob u t’áan u túukulo’ob ku ts’aiko’ob toj óolil bey xan ku ki’imakuntiko’ob óolilo’ob. Ch’uupalalo’ob ku béetiko’on jats’uts’ meyajo’ob ku t’áano’ob ichil lelo’.
Bix meyajta’an:
Yax béetchaja’an waxak p’éel much’kabil meyajo’ob tu’ux takpaja’an 541 meyjil jats’uts’il ch’uupalalo’ob ku taalo’ob ti’ jo’o k’aal jun k’aal yéetel waxak p’éel Káajilo’ob way Meexico ichil u’uk’ p’éel Lu’umilo’ob, bolon túul ch’uupalalo’ob ku taalo’ob ti’ u jel lu’umilo’ob naach ti’ Meexico.

el Gobierno del estado
a través del Instituto de Cultura de Yucatán
en coordinación con el
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes
realizaron el:

“Primer Encuentro Regional de
Mujeres Indígenas en el Arte”

PRESENTACION
Bajo la visión sensible y artística del Gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, se abren diversos panoramas que permiten entender, comprender y vivir conjuntamente. Como mujer y como creadora de una sociedad más sensible hacia hechos que marcan el camino del Estado, integra a su plan Estatal de Desarrollo la atención optima de los grupos con mayor vulnerabilidad como son los grupos indígenas, en este caso los Mayas, sin embargo, a sabiendas de que las mujeres indígenas son doblemente discriminadas por el hecho de ser mujeres y ser indígenas; como una muestra de solidaridad y reconociendo a la mujer, realiza por primera ocasión a través del Instituto de Cultura de Yucatán, el PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE MUJERES INDÍGENAS EN EL ARTE como una puerta de entrada a las oportunidades de desarrollo artístico de cada una de las mujeres que nos permiten entrar y conocer sus sueños y realidades a través de su arte.
El Primer Encuentro Regional de Mujeres Indígenas en el Arte, es un evento que nace como respuesta al conocimiento de la existencia de encuentros nacionales que se han realizado desde el año 2002, en el marco del Día Internacional de la Mujer, que se ha constituido como un espacio de difusión y reflexión del trabajo artístico de las mujeres indígenas.
En este proyecto se asume que ellas, quienes representan más de la mitad de la población indígena de nuestro país, tienen una importante participación en la continuidad y desarrollo de los sistemas culturales indígenas; principalmente a través de la transmisión de la lengua, la historia, los valores, la cosmovisión y revitalización de las costumbres. De igual manera, realizan actividades artísticas que fortalecen su individualidad y enriquecen la cultura de sus pueblos, proyectando su propia visión.
Las mujeres indígenas escriben sus sueños, pintan sus realidades, bordan palabras, atrapan la luz, dan voz a la imaginación y sanan cuerpos y almas. Mujeres que son creadoras y que a través de su trabajo nos hablan de sus sueños y sus realidades. Yucatán entonces se transforma en color donde plasman sus sueños y les entrega el corazón de su gobierno para hacerlos realidad.
En el País y en varias partes del mundo se han llevado a cabo encuentros que reúnen a grupos indígenas no sólo de mujeres, sino también de hombres, la reivindicación cultural de los grupos étnicos y el cumplimiento de la Ley General de los derechos lingüísticos han dado paso al respeto de la multiculturalidad y el plurilingüismo en México; es por ello que en esta ocasión por primera vez Yucatán, realiza el PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE MUJERES INDÍGENAS EN EL ARTE en el marco de las celebraciones con MOTIVO DEL 2012 AÑO DE LA CULTURA MAYA EN MÉXICO, donde reúne a mujeres de las diversas lenguas: Tsotsil, Tseltal, Zoque, Chontal, Tojolabal, Maya yucateco, y Yokotan.

Número de Creadoras asistentes: 73 creadoras de los Estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.
COMPONENTES del encuentro
Expo-venta artesanal: Bordadoras de sueños, tejedoras de historias.
Exposición colectiva: Mujeres de púrpura, ritos de color
Recital de poesía, narrativa y música: Metáforas de Luna Indígena
Culturas indígenas en movimiento: Caravana Artística
Video: Exposición de Sueños a través de la mirada del Venado
Radio: Abrazos sonoros del alma
Durante la inauguración que se llevó a cabo el día 22 de julio en el Teatro Daniel Ayala todas las mujeres creadoras tuvieron la oportunidad de conocer este teatro, así como disfrutar de la Orquesta Jaranera del Mayab y el Ballet Folklórico del Estado. Antes del evento el grupo del Tunk’ul de los Aluxes, a cargo del Señor Moisés Hernández dio la bienvenida con sonidos autóctonos.
En la sala de usos múltiples del CECUNY se realizaron las mesas de trabajo de las diversas disciplinas de creadoras, por lo que en el proceso de intercambio de experiencias y en la búsqueda de un intercambio cultural se obtienen resultados que más que conclusión total se transforman también en propuestas y solicitudes a la sociedad en general, para buscar la reivindicación de cada grupo étnico desde sus propias necesidades como grupos artísticos e intelectuales en el medio indígena.
Las mesas estuvieron conformadas por: Fotógrafas, Poetisas, Actrices, Dramaturgas, Escultoras, Artesanas, Radioastas, Videoastas, Narradoras y Pintoras. En estas mesas se llevó el mejor punto del encuentro, pues con ello se comparte la trayectoria y conocimientos de las creadoras que tienen más camino andado, por lo que como ejemplo de artesanas sobresalientes se menciona todo lo que la Sra. Celsa Uit Moo, Premio Nacional de Ciencias y Artes 2009, fue exponiendo con su inigualable carisma en la mesa de artesanas; también es de gran relevancia mencionar la participación de dos de las poetas más reconocidas del Estado de Chiapas: Premio Jaime Sabines Enriqueta Lunez Pérez, autora también del libro “Juego de Nahuales”, y Mikeas Sánchez Gómez, Poeta Zoque y ganadora de diversos premios nacionales e Internacionales. Entre las aportaciones destacan los puntos que se mencionan en las conclusiones que se obtuvieron de los siguientes temas:
Temas: Literatura actual vs. Literatura globalizada
Calidad del video indígena ante un mercado de competencias
Aceptación del Teatro Indígena por la sociedad artística del otro lado
Marginación hacia los grupos artísticos femeninos
Sonidos tradicionales vs. Sonidos innovadores de la juventud indígena
¿Son las Imágenes indígenas, medio de comunicación de los pueblos originarios?

CONCLUSIONES
Todas hemos vivido historias tan particulares, algunas de ellas cargadas de sacrifico, dolor y humillaciones. Todas las aquí presentes y las que comienzan a despertar de su propio yugo y comienzan a virar a contracorriente, ven en nosotras la posibilidad de ser algo más. No es el hombre como género el que nos somete, es toda esta carga social que coloca a la mujer entre la disyuntiva de dedicarse a la casa de tiempo completo o a combinar el arte con la casa. Desde esta perspectiva la mujer indígena no es aquella que sólo se preocupa por transmitir los saberes a los hijos, sino que, ahora, se preocupa y ocupa por enseñar y difundir a través de sus obras la importancia de su cultura, sea ésta maya, yok’otan, tzeltal o tojolabal.
El trabajo para las artistas se multiplica, en algunos de los casos son voces en demanda de espacios dignos, o bien, voces que embellecen teatros, festivales nacionales e internacionales, ferias del libro, programas de radio, entre otros. Sin embargo, estos espacios logrados muchas veces son apabilados con la simple ingenuidad del folklorismo, o bien con la poca o nula participación de asistentes externos. En muchos casos la cantante, poeta o escultora termina por exponer su obra para sí misma; la falta de interés o algunas veces de desorganización institucional, convoca la poca asistencia de espectadores, y los espacios, como en el que hoy estamos, no logran aprovecharse.
De esta forma y desde la poesía, quiero resaltar que disfrutar un poema es un reto cultural y emocional. Cultural porque a través de un poema tenemos acceso a una visión del mundo, a una cosmovisión de la vida y a una apreciación de lo que podemos llegar a expresar, comunicar e invocar a través del lenguaje. Forma de ver el mundo, reflexión lingüística y emotividad se combinan en un todo para dar como resultado un poema. Si, además, la poesía procede de una mujer de una comunidad indígena, la poesía adquiere una visión que la cultura contemporánea ha colocado en una posición de reto intelectual, ya que actualmente es un reto comprender y disfrutar la diversidad de pensamiento, de visión del mundo y de expresión lingüística.
La poesía o literatura en lengua indígena representa un reto para los estudiosos y críticos de la literatura actual, porque han sido formados en una tradición esencialmente euro-centrista que muchas veces niega o evade el reconocimiento del valor de la palabra poética de culturas distintas a lo que fue y ha sido Europa y las naciones del viejo continente.
Apreciar un telar, una pintura o un libro de poesía significa leerlo, comprenderlo y sobre todo “sentirlo” e interpretarlo. La lectura requiere ser lenta, y exige la identificación de nociones que ahí se expresan, pero además la lectura pide que se disfrute apreciando su propia dimensión y el contexto cultural que abarca, que expresa y del que procede.
Es evidente que comenzamos a cuestionar lo que nos perturba, y a tomar de manera activa responsabilidades que puedan ayudar a mejorar nuestro quehacer creativo (talleres de formación, encuentros). Pero también es evidente, que muchas de las veces somos átomos en el aire, cada quien luchando en su trinchera; no hemos logrado consolidarnos como grupo, un grupo que luche por las expresiones culturales de nuestros pueblos, defendiendo sus derechos y al mismo tiempo exigir obligaciones. Porque si bien de nosotras depende la transmisión de la lengua, también de nosotras depende que nuestro arte sea considerado como tal, arte y no una artesanía, y eso se logrará en la medida que unamos fuerzas y que todos los proyectos creativos en cada una de las disciplinas se realicen con perfecta maestría.
La literatura escrita en lenguas originarias es un esfuerzo que noblemente realizan diversos escritores y escritoras a lo largo y ancho del país. Una labor intensa que obliga también a la auto traducción. Las lenguas indígenas de México todavía no se han posicionado como lenguas de prestigio, por lo cual, a pesar de las recientes leyes que se han creado, todavía no podemos hablar de una defensa verdadera por el uso social de nuestras lenguas llamadas también lenguas mexicanas.
Sin embargo, diversos escritores hablantes de alguna de las 68 lenguas mexicanas luchamos cada día por preservar y dar a nuestras lenguas un lugar dentro de la literatura universal. En esa lucha nos valemos, por supuesto, de la escritura en español, siendo ésta la lengua franca, puente de comunicación de todos los mexicanos. Pero escribir en algunos de nuestros idiomas, no necesariamente significa que tengamos lectores, si sabemos que en México, la falta de hábito en la lectura es un problema nacional, lo es más grave cuando nos referimos a la lectura en lenguas originarias, en tanto, en muy pocas escuelas se alfabetiza en estas lenguas, lamentablemente, los pueblos originarios no hemos logrado reflexionar en torno a la necesidad que tiene leer y escribir en nuestros idiomas, no hemos exigido a nuestras autoridades educativas que se cumplan las leyes estipuladas en la ley de los derechos lingüísticos, donde claramente dice que los mexicanos y mexicanas tenemos derecho a recibir educación en nuestras lenguas.
Pero ¿qué implicaría realmente que se cumplan estas leyes? En primer lugar haría falta que todos los grupos lingüísticos tengan conocimiento de la existencia de estas leyes, la mayoría las desconocen. Segundo, que la Secretaría de Educación conciliara la creación de libros de texto en lenguas originarias, no sólo como libro de lecturas, sino de todas las asignaturas, lo cual conllevaría una inversión económica para el diseño de estos libros y en la capacitación de los docentes. Sin embargo, nada de esto ocurrirá si los grupos lingüísticos no exigimos que se cumplan dichas leyes. Todo el esfuerzo de escritoras y escritores por escribir en las lenguas originarias no tendrá el impacto deseado mientras no existan lectores. No podremos escribir solamente en nuestras lenguas originarias mientras no tengamos lectores, tendremos que seguir utilizando el español para difundir nuestras creaciones, pues como decía anteriormente, es la lengua que nos comunica, incluso con las demás lenguas que se hablan en México. La traducción es un trabajo intenso y en muchas ocasiones compensatorio, pero también es un doble trabajo, que no tienen los escritores que sólo escriben en español, de esta forma escribir en lenguas mexicanas es un compromiso cultural y lingüístico en defensa de la identidad de nuestros pueblos.
Pero vayamos al eje principal que aquí nos trae, reflexionar sobre el posicionamiento de la creación y publicación en lenguas originarias respecto a la literatura occidental. De esta forma tenemos que para muchos nuestra literatura es motivo todavía de disertaciones de expertos, de investigaciones de estudiosos de lo indígena, como si los pueblos originarios no tuviéramos capacidad creativa, seguimos siendo objeto de la mirada de los otros. La pregunta aquí es ¿cómo transitar de ser un escritor indígena y ser simplemente escritor o escritora?, el adjetivo indígena nos excluye, nos margina, nos reduce en muchas ocasiones a ser parte del folclore, desvaloriza nuestro trabajo creativo. Los escritores y escritoras necesitamos ir incursionando poco a poco en los círculos de la literatura nacional. Se hace necesario, por tanto, que los escritores en lengua española abran espacios para publicar nuestras creaciones ya sea en antologías, periódicos o revistas, de tal forma que nuestra literatura deje de ser indígena solamente y sea también parte de la literatura mexicana, que nos corresponde por derecho al ser mexicanos.
Pero posicionarnos dentro de la literatura nacional no significa que dejemos a un lado la escritura en nuestras lenguas originarias, ésta es una necesidad, un reto que ya hemos asumido y que debemos seguir defendiendo y promoviendo entre niños, jóvenes y adultos, no sin antes recordar que tenemos que fortalecer nuestras alianzas con otras instituciones y organismos autónomos que trabajan a favor de la revaloración de la identidad de los pueblos originarios. Los escritores y escritoras en lenguas originarias, así como todos los hablantes de lenguas mexicanas, tenemos la obligación de difundir el uso social de nuestras lenguas, partiendo desde el núcleo familiar hasta espacios más públicos, porque no hay mejor defensa de nuestra identidad que enorgullecernos de nuestras raíces y difundirlo en todos los espacios sociales.
El arte creado por artistas de los pueblos originarios no necesita ser antepuesto por el mote de indígena para que sea considerado arte y debe posicionarse como parte del arte universal, sin apellido, ni distinción, sino por artistas que pertenecen a una etnia. Es un error distinguir el arte indígena con el arte en general. Nuestra primera conclusión fue que el arte de los pueblos originarios debe incluirse dentro del arte universal.
Nuestro arte necesita lograr un posicionamiento como parte de su propio grupo, porque se forma a partir de su entorno y la cosmovisión de la propia etnia.
Se resalta el hecho de que el artista no está obligado a crear arte con temas indígenas, pero definitivamente su obra está influenciada por el entorno y cosmovisión de su pueblo, por eso es un orgullo y un enorme compromiso ser parte de esa etnia a la que representan.
Una de las asignaturas pendientes es analizar las características de lo que se considera como arte indígena, porque implica criterios estéticos, usos de técnicas y colores, así como los temas abordados en las creaciones de su comunidad.
Durante el trabajo de la mesa y al plantear la pregunta de que si son las imágenes indígenas medios de comunicación de los pueblos originarios, coincidimos en definir que el arte creado por las participantes cumple con el principio básico de la comunicación: emisor-mensaje-receptor. Donde el artista genera un mensaje a través de su obra de arte y al momento de exponerlo, los espectadores se convierten en receptores que interpretan de acuerdo a su contexto el mensaje del artista.
En el caso de la mesa de fotografía y pintura, los artistas utilizan como medio sus imágenes y aportan su cosmovisión y estructura formada por su entorno para comunicar imágenes de su pueblo, etnia, costumbres, tradiciones, pero también reconocen que no necesariamente deben reproducir temas indígenas para considerar su arte como parte del arte indígena.
La expresión de nuestros pueblos es la presencia de la diversidad y enriquece otras culturas.
Finalmente, abrir espacios de intercambio y expresión de los pueblos originarios es un derecho de los pueblos originarios, lo cual debe ser respetado, reconocido y valorado.
Los grupos teatrales se podrían organizar mejor en asociaciones o en grupos formalizados para una mejor solución de problemas económicos dentro del mismo y obtener recursos estatales, municipales, nacionales e internacionales.
Al teatro se le ha tomado como un ENTRETENIMIENTO y se le debe tomar como un divertimento por ser variado y ser una herramienta de auto conocimiento social.
Nuestro teatro relata lo que nosotros somos, también ha sido motivo que se le vea distinto y que se cuenta del otro lado, ya que contamos nuestra propia historia.
El teatro indígena que se presenta en otros lugares a nivel internacional hace que al trabajo de las indígenas se le vea como un hecho antropológico que sirve sólo para ser estudiados y saber qué son capaces de hacer.
El teatro es educativo en diversos ámbitos desde individual, familiar y social. Por medio del teatro se analiza, educa, concientiza la calidad de vida.
Capacita en el manejo de herramientas naturales.
Apoya al sustento familiar.
Como herramienta de educación y cultura de la paz y la no violencia.
Propuestas
Difundir en escuelas públicas obras y publicaciones en lenguas indígenas
Buscar espacios para presentar las obras en comunidades locales (escuelas, bibliotecas, ferias de libro)
Insistir en la difusión, dando seguimiento acerca de la manera de cómo se difunde y se lee.
Durante encuentros como éste, programar mesas de lecturas con los participantes.
Marginación hacia los grupos artísticos femeninos
En la actualidad existen grupos indígenas en que las mujeres que sobresalen son desacreditadas, marginadas, y al dedicarse al arte también reciben un calificativo ofensivo y denigrante.
Se puede apreciar que estas mujeres son muy valientes y han marcado un cambio notable en su comunidad.
PARTICIPANTES
María Méndez Guzmán
María Enriqueta Lunez Pérez
Martha Azucena Vázquez
María Isabel López Gómez
Noemi Gómez Bravo
María Concepción Bautista Vázquez
Angelina Díaz Ruiz
Miqueas Sánchez Gómez
Feliciana Ramírez Díaz
Juana Gómez Ramírez
María Roselia Jiménez Pérez
Socorro Gómez Hernández
Rosenda de la Cruz Vázquez
Silvina González García
Matza Sánchez Gómez
Isabela Suarez Espinoza
Victoria Pathistan Gómez
Adriana del Carmen López
Santis Carmen Vázquez Fernández
Candelaria Lázaro Lázaro
María Esmeralda López Méndez
Bartola May May María
Jerónima Rodríguez Gerónimo
Yolanda May Che
Amedee Collí Collí
María de Lourdes Azarcoya Gómez
Margarita Kú Xool
Lourdes Chan Camal
Fátima Téc pool
Antonia Caamal Mena
Lilia canche Caamal
Leonarda Mex Peralta
María del Socorro Loeza Flores
María Elisa Chavarría Chim
Floricely Chay Tucuch
Nimsi Catzin Yah
María Luisa Góngora Pacheco
Ninfa Susana Noguera Pech
Eva Noguera Pech
Ana Patricia Martínez Huchim
Teresa Nicte- Ha ku Canche
Eleazar Alberto Estrella Hoil
Benita chimal Chan
Clementina Iuitz Cetz
Eusebia Couoh Martín
María Carolina Baqueiro Couoh
María Antonia Pacheco Nah
Cecilia Ivette May Pacheco
Teresa Grajales
Bertha Pool Coot
Maximiliano Pool
Celsa Maria Iuit Moo
Sara Carolina Pool Matú
Lorenza Matú
Diana Pacheco Chab
Laura Pacheco Chab
Laura Chab Pech
Irma Soledad Bastarrachea Molina
Flor Gomez
María Susana Chi Puga
Carlos Nicasio Sosa Chí
María Guadalupe Uicab Tah
Concepción Sanchéz
Ana Margarita Pech Canché
Ruth Villanueva
Mariela del Rosario Chan Chuil

Mirar desde la mirada del venado y descubrir el arte, las voces de los pájaros, empezaron a deleitarse con la mirada de los venados y los sonidos viajaban a través de las imágenes de las videoastas con quienes con gran creatividad y temperamento cultural sobre todo las mujeres mayas de nuestro Estado las plasmaron.
El barro de los jaguares de los ojos café, colorearon el semblante del turismo que se sorprendía al adquirirlos y se resplandecía de admiración al encontrar mujeres con niños en la espalda, mujeres trabajadoras del arte de este pueblo del Mayab y con las voces y cantos de las palabras floridas se entretejieron los hilos y las palmas de las artesanas.
Este es un primer encuentro en donde cada una de las mujeres indígenas dejó parte de su ser, las pinturas, los bordados y las fotografías, las imágenes en movimiento y las letras decían todo desde su cadencioso caminar.
Y al finalizar este PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE MUJERES INDÍGENAS EN EL ARTE en el marco de las celebraciones con motivo del 2012, Año de la Cultura Maya en México se presentó el grupo de rock internacional Sak Tzevul, de Chiapas, en donde el sonido y el gusto por la música hizo llevar al público a un extásis cultural por la nueva experiencia, sólo el sonido del violín, la guitarra, el bongó y los instrumentos autóctonos dejaron caer sus voces.
Las mujeres indígenas escriben sus sueños, pintan sus realidades, bordan palabras, atrapan la luz, dan voz a la imaginación y sanan cuerpos y almas. Mujeres que son creadoras y que a través de su trabajo nos hablan de sus sueños y sus realidades. Yucatán entonces se transformó en el color donde plasmaron sus sueños y les entrega el corazón de su Gobierno para hacerlos realidad.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!