El caro saco roto de la avaricia


Por Jorge Lara Rivera

Sin glamour, en una celda, detenida por violación a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita (lavado de dinero) previsto y sancionado en el artículo 400 Bis del Código Penal Federal, usando sus propios términos y para desconsuelo de sus acólitos, la profesora mercenaria “ya se desfondó”. 2 mil 600 millones de pesos son demasiado.
Traidora a la disidencia donde se hizo notar contra el cacicazgo de Carlos Jonguitud Barrios que luego fue su protector a quien también traicionaría; escaló cargos partidistas y federales como diputada y senadora, coronando su aventurerismo autodesignada “presidenta” (cargo inexistente en el sindicalismo mexicano) del SNTE que, servil, adjetivaría “vitalicia” en abierta contradicción a los usos republicanos y democráticos que lo substancian en razón del Artículo 3º (incluso con modificaciones), y al adulterar la estructura del mayor sindicato magisterial de México y de todo el sindicalismo latinoamericano, desvirtuándola para convertirle “en una estructura financiera a su servicio”; reservándose escandalosas facultades exclusivas para designar y remover a su arbitrio a dirigentes delegacionales. “El agua busca su nivel” y “la cabra tira al monte” dicen.
Así, ostentándose amiga del payo Vi(l)cente Fox Quesada, usurpador de la presidencia con dinero extranjero –y el apoyo en 2000 de su propia “cargada” a pesar de su filiación priísta, la maestra “habilitada” fue colmada por éste de prebendas (influyó en la designación de Luis Carlos Ugalde Ramírez en el IFE quien les fue tan útil luego) y recursos milmillonarios. Tras fundar Nueva Alianza para hincarle el diente al presupuesto de apoyos del IFE a los partidos políticos, pactó con Felipe de Jesús Calderón Hinojosa (2006) la operación de la jornada electoral que permitiría a éste hacerse de la Presidencia en las más turbia elección de la historia nacional; luego de una labor de zapa con campañas de desprestigio (“Un peligro para México”, “Dale un Madrazo a la corrupción” y “¿Tú le crees a Madrazo? Yo tampoco”) y servir de correveidile minando el apoyo de gobernadores tricolores del Norte, reclamaría parte del botín: cantidades estratosféricas, la titularidad de la SEP (que le fue negada) donde a la postre impondría a su ahijado político, el corrupto “hombre de Estado” Alonso Lujambio Irazábal que antes enquistó en el IFAI (pasando por encima de taxativas del IFE), recibiendo a cambio en compensación posiciones de poder directo en la Subsecretaría de Educación Básica –la más importante de SEP, el Consejo de Seguridad Nacional donde impuso a uno de sus entonces incondicionales (Miguel Ángel Yunes Linares), y en el ISSSTE (al que extorsionó para imponerle una “cuota” mensual de 20 millones), la Lotería Nacional, amén de otras posiciones clave en la alta burocracia federal y nuevas que logró consolidar vía la franquicia PANal que usufructuó, patrimonialista, asegurando cargos a familiares vía listas plurinominales –tienen “fuero” e “inmunidad” en la bancada PANalista compuesta por 10 legisladores, en la Cámara de Diputados, René Fujiwara Montelongo, su nieto (ligado a Josefina Vázquez Mota en SEDESOL como coordinador de microrregiones, cuya “credencial política” era haber organizado un concierto de rock afuera del Palacio Legislativo y ser impuesto en 2008 en la presidencia nacional de esa pantalla llamada Alianza Joven por la Democracia Participativa, A.C., y quien pese a su corta edad tiene en su haber el polémico antecedente de haber recibido 10 millones de pesos del PANal por supuestos “servicios de capacitación, investigación, investigación socioeconómica y diseño de publicación”) al que pretendía entregar el Instituto Nacional de Evaluación de la Educación.
Y en el Senado la “valiente” oportunista Mónica Arriola Gordillo, hija suya que votó a favor de la Reforma Estructural Laboral, ocupa el único escaño del PANal. Incapaz de convencer en las urnas se quedó su yerno: Fernando González Sánchez, quien dejó la súper Subsecretaría para buscar otro. Ante posible naufragio, en 2012 buscó seducir a Andrés M. López O., quien ni la recibió. Buscó congraciarse con el PRI (falló). “Recuerdo imborrable” de “congruencia” de la profesora: la “Ley Gordillo”, nueva normatividad del ISSSTE que so pretexto de “modernidad” cancela prestaciones y futuro a nuevas generaciones.
Igual de corrupto y de marrullero, previendo que nombres de sus “prohombres” (también significa “primitivos”) aparezcan en tal lodazal, entre hipócritas llamados “al debido proceso” el PAN trata de ocultar que el apogeo de la lideresa se dio en gobiernos panistas. Con idénticos elementos y evidencias para proceder, por el contrario aquéllos se identificaron con ella, pares en abyección, igual de aviesos. Mas, curándose en salud, el “senador” Ernesto Cordero Arroyo, ex titular de Hacienda del régimen anterior perjura que entonces “no hubo reporte de anomalías”. Gesto inútil: sombra de sospecha pendía sobre el oscuro origen de tan fabulosa fortuna desde 2005 denunciada a PGR (Daniel Francisco Cabeza de Vaca Hernández era titular a la sazón, pero nada hicieron luego Eduardo Medina-Mora Icaza, ni Arturo Chávez Chávez o la “valiente” maquiladora de expedientes incriminatorios por consigna Marisela Morales Ibáñez). Por lo visto, parafraseando su soberbia insufrible: “Elba Esther Gordillo no será, nunca, Secretaria de Educación de México”.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!





Dignidad, Identidad y Soberanía
Calle 60 # 576 x 73, Centro
Mérida, Yucatán, México. C.P. 97000
Tels: 01 (999) 930 2760, con 15 lineas
Publicidad: 930 2782
Fax Publicidad: 01 (999) 930 2783
Email Publicidad: publicidadmerida@poresto.net

Periodismo veraz para un Estado joven
Avenida Andrés Quintana Roo, SM. 98
Mza. 63, Lote 02, esq. con Chichén Itzá,
Cancún Q. Roo
Tels. 01(998) 886 7823 y 886 8795,
Email Publicidad: publicidadcancun@poresto.net

Oficinas en México
Edison No. 9, Depto. 602, Col. Tabacalera,
Delegación Cuahutémoc, México, D.F.
C.P. 06030, Tels: 01 (999) 9302782,
Fax Publicidad 01 (999) 9302783
centraldeventasporesto@prodigy.net.mx
cvporesto2@prodigy.net.mx