El orgullo de ser UADY



José Luis Sánchez González
Este año celebramos el XCVI aniversario de nuestra Universidad Autónoma de Yucatán. Desde el 1 de marzo del año de 1922, siendo rector el doctor Eduardo Urzaiz Rodríguez, esta noble institución educativa inició sus actividades y poco a poco ha cimentado su historia con base en éxitos y logros de los cuales podemos dar testimonio por la siempre creciente demanda con que cuenta, como producto de esa preocupación constante por convertir a sus egresados en profesionistas con alta calidad en su desempeño.
Siempre será emotivo recordar que nuestra universidad fue un logro del combativo y apasionado gobernador del Estado, don Felipe Carrillo Puerto, quien desde el año de 1918 dio rienda suelta a su visión de estadista e incubó el proyecto de dotar a los yucatecos de un centro de estudios donde los jóvenes yucatecos cursaran sus estudios superiores.
Recordemos con orgullo cómo aquel joven motuleño, siendo diputado, logró que su ideal académico permeara el ánimo de los también diputados Héctor Victoria y Arturo Sales Díaz para que juntos presentaran la iniciativa de creación ante el Congreso del Estado, misma que fue aprobada el 27 de marzo de 1918; sin embargo, el entonces gobernador Carlos Castro Morales negó la publicación.
Pero el fuerte carácter combativo del prócer Carrillo Puerto y su amor por Yucatán lograron que cuatro años después, el 25 de febrero de 1922, se fundara la Universidad Nacional del Sureste, cuando ya don Felipe era gobernador de nuestro estado.
Años después, el 05 de noviembre de 1938, el H. Congreso del Estado cambia la denominación de la Universidad Nacional del Sureste por la de Universidad de Yucatán hasta que el 1 de septiembre de 1984, después de algunos combates de resistencia en la que tuvieron decidida participación los mismos estudiantes de la universidad yucateca para entregarle a la universidad su autonomía, finalmente entra en vigor el régimen de autónoma y las siglas de la Universidad de Yucatán se convierten formalmente de UDY a UADY.
En este nuevo siglo, la UADY está cursando sus mejores momentos y no ha soltado los ideales del prócer Felipe Carrillo Puerto en el sentido de dar una “respuesta a la necesidad de establecer un espacio para la formación de jóvenes profesionistas con un fuerte sentido de identidad y deseos de superación, con ideas innovadoras y revolucionarias, acordes a las necesidades de progreso, justicia e igualdad” (que significaron la vida de nuestro Gobernador Felipe Carrillo Puerto).
Con una matrícula de más de 23 mil alumnos, nadie puede negar que la Universidad Autónoma de Yucatán es, hoy por hoy, uno de los referentes académicos nacionales más destacados con que cuenta nuestro país. Resulta en verdad satisfactorio el escuchar en otras entidades federativas los reconocimientos a la calidad académica que nuestra universidad ha logrado sembrar en sus raíces.
La UADY ha sabido sortear con éxito el reto que ha significado la llegada de numerosas instituciones educativas de carácter privado y ha sabido responder acertadamente a la ciudadanía con excelentes programas de calidad que entrega para su ejercicio profesional a su plantilla docente, la cual cuenta con “273 profesores como miembros del Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT, lo que significa un 28.3% del total de profesores investigadores del país”. Todo un éxito.
Yucatán ha entrado en una nueva dinámica de crecimiento. Los inversionistas extranjeros requieren y exigen personal de calidad. Ya no quieren saber que en Yucatán solamente les podemos ofrecer pirámides, playas y gente cálida y amable; el inversionista aplaude todo eso pero exige que nuestro estado cuente con mano de obra calificada y es ahí donde nuestra universidad debe asumir el compromiso de responder incansablemente a esos retos.
Lejos han quedado los momentos de grilla estudiantil que eran fomentadas por políticos que hacían del estudiantado carne de cañón para lograr sus fines y que evitaban su desarrollo y crecimiento. Son los mismos universitarios quienes reclaman espacios de crecimiento, no de grilla.
Con un agitado entorno social, la sociedad requiere hoy día, dentro de nuestra universidad, personal académico y administrativo comprometido con sus familias, con su gente, con su estado, para poder entregar a la sociedad frutos maduros y altamente productivos y para ello es que deben incrementarse las políticas de crecimiento institucional y refrendar los criterios de democracia interna en ella.
Bajo esa dinámica de cambios, el Congreso del Estado, hoy más que nunca, debe poner los ojos en las necesidades de la Autónoma y apoyarla porque sus egresados son y seguirán siendo los pilares en la construcción de un nuevo orden social en nuestra entidad. Yucatán ya no será lo mismo en cinco años por lo que nuestros egresados universitarios no deben seguir inamovibles en la misma dinámica que actualmente llevan, aunque ésta esté dando hasta hoy, buenos resultados. Los tiempos cambian.
La UADY debe visionar el destino de sus profesionistas, de Yucatán; debe conservar y fortalecer la visión que tuvo su creador que gracias a su empeño, Yucatán cuenta hoy con una universidad con amplio prestigio a nivel nacional.
¡Gracias, señor Gobernador Felipe Carrillo Puerto por esta gran aportación al pueblo que le vio nacer!



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!





Dignidad, Identidad y Soberanía
Calle 60 # 576 x 73, Centro
Mérida, Yucatán, México. C.P. 97000
Tels: 01 (999) 930 2760, con 15 lineas
Publicidad: 930 2782
Fax Publicidad: 01 (999) 930 2783
Email Publicidad: [email protected]

Periodismo veraz para un Estado joven
Avenida Andrés Quintana Roo, SM. 98
Mza. 63, Lote 02, esq. con Chichén Itzá,
Cancún Q. Roo
Tels. 01(998) 886 7823 y 886 8795,
Email Publicidad: [email protected]

Oficinas en México
Edison No. 9, Depto. 602, Col. Tabacalera,
Delegación Cuahutémoc, México, D.F.
C.P. 06030, Tels: 01 (999) 9302782,
Fax Publicidad 01 (999) 9302783
[email protected]
[email protected]