Completan destrucción



CHETUMAL, 2 de marzo.- Durante todo el día sábado, elementos de la Policía Municipal de Calakmul, Campeche, y de la XXV Compañía de Infantería No Encuadrada (CINE) del Ejército Mexicano, con base en la comunidad de El Cibalito, se dieron a la tarea de continuar y concluir la destrucción de las viviendas que estaban en la localidad de San Isidro Aguas Amargas y todo tipo de construcción; y para mantener oculta esta acción, los policías campechanos apostados en el lugar impidieron el paso a los reporteros del POR ESTO! de Quintana Roo y los mantuvieron retenidos por más de 7 horas.
La intervención de autoridades de Campeche, Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Seguridad Pública Municipal de Calakmul y el Ejército Mexicano para desalojar violentamente a los habitantes del poblado denominado San Isidro Aguas Amargas, ubicado en la zona en conflicto entre Quintana Roo y Campeche, fue bajo acusaciones de que supuestamente la superficie donde se encontraba el asentamiento humano pertenece a la Reserva de la Biosfera de Calakmul.
El desalojo de las 40 familias de la localidad ocurrió la mañana del pasado miércoles 26 de febrero, en un operativo en el que derribaron parcialmente las rústicas viviendas y se colocaron sellos de aseguramiento de la PGR en la estructuras, pero el pasado sábado 1 de marzo la Policía Municipal de Calakmul, Campeche, solicitando el apoyo del XXV CINE, ingresó de nuevo a la zona a concluir la destrucción total de las viviendas, sin importar que supuestamente eran evidencia de la PGR en la averiguación previa que abrieron contra los pobladores por presuntos delitos ambientales.
En un recorrido por la zona en conflicto entre Quintana Roo y Campeche, con la intención de ingresar al sitio del poblado de San Isidro Aguas Amargas, ubicado a unos 220 kilómetros al sur-poniente de Chetumal, y a 80 kilómetros al sur oriente de Xpujil, Calakmul, Campeche, a la vera del tramo José María Morelos y Pavón (El Cibalito) - Crescencio Rejón, policías municipales de Calakmul que custodiaban el camino de acceso a esa localidad impidieron la entrada al equipo de POR ESTO! de Quintana Roo!, con el argumento que eran órdenes de sus superiores.

Abuso policial

Durante el día sábado, personal de la Profepa con el apoyo de policías municipales de Calakmul, Campeche, y personal de la XXV Compañía de Infantería No Encuadrada (CINE) del Ejército Mexicano, con base en la comunidad de El Cibalito, se dieron a la tarea de continuar la destrucción de las viviendas por completo y a todos los materiales con que fueron construidas los apilaron y prendieron fuego.
Debido a ese operativo que realizaban, policías municipales de Calakmul, Campeche, apostados en el camino de acceso al lugar, impidieron el paso a los reporteros del POR ESTO! de Quintana Roo y los mantuvieron retenidos por más de 7 horas.
Según señalaron los policías municipales de Calakmul que resguardaban el camino de acceso a San Isidro Aguas Amargas, tenían la consigna de no dejar pasar a los medios de comunicación ni a ninguna persona ajena a los trabajos que se realizaban en la devastada localidad, y tenían órdenes de detener a quien violara la encomienda de sus altos mandos.
Con ese pretexto, de manera arbitraria sometieron al equipo de POR ESTO! de Quintana Roo a lo que llamaron una revisión de rutina, tanto a sus personas como al vehículo, y amenazaron con retener la unidad motriz y remitirla a sus instalaciones en Xpujil, Calakmul, Campeche.
Los policías, de forma prepotente, señalaron: “Ya se chingaron, aquí están en Campeche, no en Quintana Roo, pero van a quedar retenidos hasta que salga el comandante, aunque dudo que salga, porque dijeron que lo harían hasta que acabaran de destruir todo ahí adentro”, dijo el encargado del grupo, prohibiendo que se tomaran imágenes, bajo amenaza de decomisar el equipo de los reporteros.
Ya entrada la noche, aproximadamente a las 19:30 horas, recibieron la instrucción de dejar libres al reportero y fotógrafo de esta casa editorial, pero que por ningún motivo los dejaran ingresar o de lo contrario serían detenidos y consignados ante la autoridad correspondiente, pues aseguraron que estaba prohibido tomar fotografías del lugar.
Sin embargo, ellos mismos confirmaron que la policía municipal de Calakmul, junto con la Profepa y elementos del Ejército Mexicano a los que pidieron apoyo, procedieron a la destrucción total de las viviendas que formaban la localidad de San Isidro Aguas Amargas y que su abuso de autoridad para evitar el trabajo periodístico fue precisamente porque no querían que se dejara testimonio de la acción que realizaron.

Lo estaban repoblando

El operativo que realizaron las corporaciones proveniente del estado de Campeche en la zona en conflicto con Quintana Roo, con el pretexto de sancionar la devastación de 15 hectáreas y en donde el pasado miércoles el Grupo de Coordinación Interinstitucional de Seguridad desalojaron a 40 familias de la localidad de San Isidro Aguas Amargas, perteneciente a la alcaldía de Cerro de las Flores, es indignante, consideraron, por su parte, pobladores de la comunidad cercana de José María Morelos y Pavón, mejor conocida como El Cibalito.
Según comentaron los pobladores de El Cibalito y policías municipales de Calakmul, hace quince años aproximadamente decenas de familias fueron desalojadas de San Isidro Aguas Amargas, situado a 12 kilómetros de la carretera estatal José María Morelos y Pavón (El Cibalito) y Dos Naciones, en la zona de conflicto entre Quintana Roo y Campeche, y fueron reubicados a las comunidades de El Sacrificio y La Mancoloda.
Según esta versión, los antiguos pobladores de San Isidro Aguas Amargas, desde hace unos meses atrás, tomaron la decisión de volver a su antiguo poblado, pero el gobierno del estado de Campeche, que encabeza Fernando Eutimio Ortega Bernés, ordenó el desalojo violento mediante la intervención de policías federales y el Grupo de Coordinación Interinstitucional de Seguridad, imputando a los pobladores delitos ambientales del fuero federal, pues los acusaron de invadir la Reserva de la Biosfera de Calakmul.
Sin embargo, conforme a imágenes allegadas por este medio informativo, tomadas en la noche inmediata al desalojo del pasado miércoles por afectados, se ve que San Isidro Aguas Amargas había sido un pueblo con toda formalidad, pues en el sitio permanecía todavía el edificio de concreto de lo que fue su escuela primaria, que tenía por nombre “21 de Marzo”, con clave 23-DPR-0597-E, lo cual indica que era una escuela registrada en el estado de Quintana Roo, por ser 23 el número asignado a esta entidad para el registro de los planteles educativos.
Asimismo, se ve que la PGR colocó sellos en los postes de las viviendas rústicas que fueron destruidas, como supuesta evidencia del delito ambiental que investiga; pero a pesar de ello, la policía municipal de Calakmul, con apoyo de elementos del Ejército Mexicano, ingresó el sábado 1 de marzo a la zona para destruir por completo las construcciones que allí había.
Como se sabe ya, los agentes policíacos sin importarles el esfuerzo con que construyeron sus viviendas y obtuvieron sus pertenencias, desalojaron de manera violenta a los habitantes de San Isidro Aguas Amargas el pasado miércoles y destruyeron al menos 40 hogares de infraestructura humilde, dejándolos desamparados y los afectados buscaron el respaldo del gobierno de Quintana Roo.
La incursión violenta de las fuerzas policíacas campechanas se realizó a pocos días de que el estado de Quintana Roo presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación la nueva demanda de controversia constitucional por motivo de límites, por lo que no se descarta que la acción haya sido tomada como una represalia por el golpe jurídico que recibió Campeche al reabrirse el expediente en el Poder Judicial de la Federación.
San Isidro Aguas Amargas pertenece a la alcaldía de Cerro de las Flores, perteneciente al municipio quintanarroense de Othón P. Blanco, está ubicado en la zona en conflicto con el estado de Campeche, en la porción de la franja de territorio que colinda con Belice y Guatemala, que fue incluida por el gobierno campechano dentro del municipio de Calakmul, cuya creación fue motivo de la controversia de límites iniciada por Quintana Roo en 1997 y que apenas hace cinco días fue admitida a trámite por la SCJN.
El gobierno de Campeche disfrazó su verdadera intención de desalojar a esta comunidad, como una acción del Grupo de Coordinación Interinstitucional de Seguridad en el Estado para combatir delitos contra el ambiente, en la cual fueron detenidas 12 personas presuntamente responsables de cometer depredación irreversible en 15 hectáreas de una zona natural protegida como lo es la Reserva de la Biósfera de Calakmul.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!











Dignidad, Identidad y Soberanía
Calle 60 # 576 x 73, Centro
Mérida, Yucatán, México. C.P. 97000
Tels: 01 (999) 930 2760, con 15 lineas
Publicidad: 930 2782
Fax Publicidad: 01 (999) 930 2783
Email Publicidad: publicidadmerida@poresto.net