Peligrosa doble ejecución


Casi decapitados y encintados de los ojos, manos y pies, fueron encontrados los cuerpos de dos hombres ejecutados la mañana de este domingo a la altura del kilómetro 25 de la Zona Hotelera de Cancún.
Uno de los cuerpos tenía marcado en el abdomen del lado derecho, un signo de pesos hecho con un cuchillo o navaja.
Entre los dos cuerpos que hasta ahora permanecen en calidad de desconocidos, se encontró un “narcomensaje” que decía: “Los Talibanes C. D. G.”.
Esta doble ejecución se adjudica a integrantes del grupo que era comandado por Iván Velázquez Caballero (a) “Z-50” y/o “L-50” y/o “El Talibán” exintegrante de “Los Zetas” y actual aliado del Cártel del Golfo; detenido la semana pasada en San Luis Potosí y que mantuvo a Quintana Roo como parte del territorio donde operaba.
Con este hallazgo, las autoridades temen que se desate una lucha por el control de la plaza entre “Los Zetas” y el Cártel del Golfo, al igual que ocurre en el norte del país después de que se diera una ruptura en la cúpula de “Los Zetas”.
Cabe señalar que los cuerpos tirados en el kilómetro 25 de la zona hotelera, fueron abandonados a unos cuantos kilómetros de la residencia del jefe de Seguridad Pública municipal, Jesús Aíza Kaluf, quien vive en Isla Dorada.

Los hechos

A las 6:40 horas de este domingo, se recibió el reporte de dos personas sin vida que estaban tirados a un lado del camino, en la entrada del “Wet’n Wild” a la altura del kilómetro 25 del bulevar Kukulcán.
Elementos de la Policía Municipal acudieron a verificar el reporte y al instante, arribaron elementos de la Policía Judicial del Estado (PJE), de la Policía Federal, del Ejército y de la Marina Armada de México.
Peritos y un agente del Ministerio Público del Fuero Común, arribaron también al lugar para dar fe de los hechos.
Se trataba de dos hombres uno de complexión robusta y el otro delgado, ambos tirados a orilla del camino boca abajo.
Los dos cuerpos estaban amarrados de pies y manos con cinta industrial, al igual que los ojos que estaban cubiertos con la misma cinta.
El cuerpo de complexión delgada vestía playera color negro, pantalón de mezclilla color azul, sin zapatos y el de complexión robusta vestía playera tipo polo color verde con rayas negras, bermuda de mezclilla color azul y zapatos.
A simple vista, se apreciaba una herida en el cuello de ambos cuerpos y de acuerdo con los primeros informes, poco faltó para que fueran decapitados. El cuerpo de complexión robusta presentaba además una herida hecha con un cuchillo o navaja en el costado derecho del abdomen, formando un signo de pesos.
Hasta el cierre de esta edición, las autoridades no habían informado si los dos occisos fueron ultimados en el lugar donde fueron encontrados, pues debajo de cada cuerpo se encontró un gran charco de sangre.
Los dos occisos fueron llevados al Servicio Médico Forense (Semefo), para la necropsia de ley, en donde permanecían hasta ayer en calidad de desconocidos.
Esta es la primera vez que se realiza un hallazgo de cuerpos sin vida en la Zona Hotelera de Cancún, por lo que la preocupación en las autoridades es aún mayor.
Cabe mencionar que los cuerpos fueron abandonados a tan solo unos cuantos metros de la caseta de Seguridad Pública que se ubica en el camellón central del bulevar Kukulcán, en donde se encuentran dos cámaras de seguridad en ambos sentidos.
Con estos dos cuerpos, la cifra de ejecutados en lo que va de este año en Cancún se incrementó a 34.

“Cártel del Golfo”

Entre los dos cuerpos, fue encontrado un “narcomensaje”, el cual fue elaborado con dos cartulinas blancas que fueron pegadas con cinta transparente por el centro.
En ellas fue escrita la leyenda: “Los Talibanes C. D. G.”. La primea frase estaba escrita con letras de molde que fueron pegadas en las cartulinas, en tanto que las siglas “C. D. G.”, fueron hechas igual con letras de molde, pero con marcador color negro.
Debajo de estas letras, se pintaron dos líneas, la primea en color verde debajo de la letra “C” y una de color rojo debajo de la letra “G”, quedando un espacio en medio, formado así los colores de la bandera nacional.
Esta es la forma en que el Cártel del Golfo firma sus “narcomensajes” cuando cometen alguna ejecución, de acuerdo a lo difundido por noticieros en los estados donde opera este grupo delictivo.
Aunque los dos cuerpos están en calidad de desconocido, las autoridades creen que podría tratarse de integrantes del grupo de “Los Zetas” y temen que este hallazgo sea el inicio de una matanza en Cancún, entre miembros del grupo de “Los Zetas” y del Cártel del Golfo; como ha ocurrido en los estados del norte del país después de que se diera una ruptura entre la cúpula de “Los Zetas”.
En cuanto a la frase de “Los Talibanes” encontrada en el “narcomensaje”, las autoridades podría tratarse de un mensaje dejado por simpatizantes o allegados a Iván Velázquez Caballero (a) “Z-50” y/o “L-50” y/o “El Talibán” ex integrante de “Los Zetas” y actual aliado del Cártel del Golfo; detenido la semana pasada en San Luis Potosí.
Actualmente, la Zona Hotelera de Cancún ha sido controlada por el grupo delictivo de “Los Zetas”, quienes iniciaron con los “cobros de piso”, extorsiones, secuestros, venta de drogas y el control de la prostitución en la zona turística.
Cuando el grupo de “Los Zetas” operaba como el brazo armado del Cártel del Golfo, Cancún formaba parte de su radio de acción al igual que el corredor de la Riviera Maya y Playa del Carmen.
En ese entonces se edificaba la estructura para que “Los Zetas” y el cuadro delictivo encabezado por Osiel Cárdenas Guillén, tomaran por completo el control de Quintana Roo para el acceso y traslado de cargamentos de droga provenientes principalmente de Sudamérica y Europa.
A partir de ahí comenzaría la extensión del Cártel del Golfo y, por ende, la de “Los Zetas” aunque después se diera la ruptura entre ambos y estos últimos conformaran un nuevo grupo antagónico del cártel comandado por Osiel Cárdenas Guillén.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!