Notaría 46 ya era investigada por la SIEDO


La notaría pública número 46 con sede en Puerto Morelos, y cuya titular es Alma Lilia Luna Oliva, ha estado involucrada en investigaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).
Apenas el año pasado cuando fue detenido el abogado Marco Antonio Gómez Rodríguez por sus nexos con el grupo delictivo de “Los Zetas”, salió a relucir que fue en esta notaría donde se legalizaron los cambios de propietarios en propiedades que fueron entregadas al grupo delictivo como pago de rescate por secuestros.
En la investigación de un secuestro que involucró a Marco Antonio Gómez Rodríguez, se detectó que la familia del comerciante secuestrado, pagó millón y medio de pesos en efectivo y otro millón y medio con propiedades, de las cuales se hizo el cambio de propietario precisamente en la notaría pública número 46 de Puerto Morelos a cargo de Alma Lilia Luna Oliva.
Posteriormente el abogado fue liberado y así lo dio a conocer.
Leonardo Agustín del Bosque López, estaba como encargado de la notaría, pues su titular solicitó licencia para contender como candidata externa al Senado por el PRD.
La notaría pública número 46 se encuentra ubicada en Puerto Morelos, en la Supermanzana dos, manzana 6, lote 15 y su titular es Alma Lilia Luna Oliva, quien recientemente solicitó licencia para contender como candidata externa al Senado por el PRD.
Por ello, el notario auxiliar, Leonardo Agustín del Bosque López, estaba a cargo de dicha notaría, en donde fue nombrado como notario auxiliar en el 2010.
El 23 de diciembre del 2010 se anunció en el Periódico Oficial del Estado de Quintana Roo, la “Patente de notario publico auxiliar de la notaria publica número 46 del estado de Quintana Roo, con residencia en la localidad de Puerto Morelos y adscripción territorial en el municipio de Benito Juárez, al ciudadano licenciado en derecho Leonardo Agustín del Bosque López”.
Antes -durante el 2002-, Del Bosque López fue agente del Ministerio Público del Fuero Común en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León en la ciudad de Monterrey.
Ya en el 2004, se encontraba radicando en el estado de Quintana Roo y en ese año fungía como representante legal del “Delfinario Atlántida Cancún y/o Parque Nizúc”.
La notaría número 46 comenzó a verse involucrada con el crimen organizado, a raíz de que elementos de la policía federal detuvieran el 20 de abril del año pasado en cumplimiento de una orden de aprehensión, a
Marco Antonio Gómez Rodríguez; relacionado con las averiguaciones previas PGR/SIEDO/UEIS/346/2010, PGR/SIEDO/UEDS/297/2008 y PGR/SIEDO/UEIDCS/533/2009.
Gómez Rodríguez fue señalado de que presuntamente fungía como abogado del grupo delictivo de “Los Zetas”, así como intermediario entre las negociaciones llevadas a cabo por este grupo delictivo y los familiares de las víctimas de secuestros y extorsiones.
Líneas de investigación permitieron conocer que el modo de operar de este grupo criminal consistía en extorsionar y privar de la libertad a comerciantes y empresarios de Cancún y Playa del Carmen, exigiendo a cambio de su libertad fuertes sumas de dinero, así como escrituras de propiedades de las víctimas, mismas que eran entregadas a esta organización, quienes realizaban los trámites administrativos y jurídicos para cambiarlas de propietarios.
Fue a raíz de la denuncia por el secuestro de un comerciante en octubre del 2008, cuando se inició la investigación, que derivó en la detención del abogado, quien posteriormente sería liberado.
A partir de dicha detención, quedó al descubierto la presunta participación de notarios públicos, en acciones fraudulentas como la compra-venta de propiedades y cambios de dueños como pago de extorsiones o rescates de secuestros.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!