“El Mauri”, toda una carrera criminal


Desde los 16 años de edad, José Amauri Mendoza Canté inició con su historial de detenciones primero, por faltas administrativas y posteriormente; por delitos como el robo a casas habitación. Fue a esa edad cuando inició con el consumo de drogas, hasta que se convirtió en un “chapulín” (vendedor de drogas independiente), lo que le costó ser ejecutado el pasado jueves. Su cuerpo fue entregado ayer a sus familiares.
A sus 21 años, José Amauri Mendoza Canté ya contaba con un largo historial delictivo.
Primero, fueron faltas administrativas por las que comenzó a ser detenido por la policía municipal, en donde se tiene registro de varias detenciones.
La adicción al consumo de la marihuana provocó que fuera detenido en varias ocasiones al ser descubierto por la policía consumiendo la droga.
Esto lo llevaría después a incursionar en delitos del fuero común como el robo, “especializándose” en los robos a casas habitación.
En este tipo de delitos, Mendoza Canté estaba relacionado en más de 10 averiguaciones previas todas por robos a casas habitación y aunque era detenido, posteriormente era liberado al no haber pruebas en su contra.
Pero del delito común, pasó a los delitos federales como la venta de drogas al menudeo.
“El Mauri” -como era conocido-, comenzó a vender drogas en Puerto Morelos en donde tenía su domicilio, pero lo hacía como “chapulín”, nombre que se le da en el argot delictivo, a quienes venden droga sin pertenecer a algún grupo delincuencial en específico.
Esto le costó finalmente la vida a José Amauri Mendoza Canté, quien fue ejecutado el pasado jueves por sicarios que intentaron decapitarlo vivo.
Con un cuchillo, le cortaron el cuello hasta casi desprenderle la cabeza y posteriormente, su cuerpo fue arrojado en un basurero clandestino de la región 106.
Hasta ahora, la Policía Judicial no ha determinado qué grupo delictivo cometió la sanguinaria ejecución.
Su cuerpo permanecía en el Servicio Médico Forense (Semefo) hasta ayer, cuando fue entregado finalmente a su esposa quien lo reclamó legalmente ante el ministerio público del fuero común.



 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!