El general “no aporta nada nuevo”: Ricalde


El alcalde Julián Ricalde Magaña pidió al comandante de la 34ava Zona Militar, Anastacio García Rodríguez, “una comunicación más oficial” respecto de elemento de la policía de Cancún que servirían de “halcones” al servicio del crimen organizado”.
Aunque atajó: “Pero yo no meto las manos al fuego por la policía municipal (de Benito Juárez)”.
Asimismo señaló que el general García Rodríguez “no aporta nada nuevo” al declarar sobre el vínculo que los policías tienen con la delincuencia organizada, “todos sabemos el modos operandi, lo sabemos los funcionarios, la prensa pero necesitamos pasar al terreno de las pruebas, las detenciones, no somos nosotros la autoridad investigadora”.
“Creo que debe tener pruebas el comandante, nadie puede meter las manos al fuego por la corporación, hemos estado trabajando en mejorarla, pero avalarla y decir que pasa cualquier prueba no”, dijo ayer en entrevista al llegar a su oficina, en el palacio municipal.
En su opinión, el comandante de la 34ava Zona Militar, con sede en Chetumal, hizo unas declaraciones “más de corte político”, y consideró que Anastasio García Rodríguez “contribuiría más (con) la comunicación oficial y las estrategias a las declaraciones más bien con corte político”.
Dijo que su gobierno venía trabajando bien con José Rodríguez Bucio, a cargo del 64 Batallón de Infantería, con sede en Cancún, pero el ya no está en esta ciudad, y fue relevado por otro militar que no ha podido conocer.
Señaló que su gobierno ha colaborado cuando se le ha pedido y “hacemos nuestro esfuerzo, dieron cuenta que yo entregué a malos policías, es la lógica que se está trabajando”.

Tráfico de información en Catastro

Por otro lado, dio por hecho que viene la revalorización catastral, y estimó que la recaudación por predial podría subir en un 30 por ciento en relación a este 2011, que es de 320 millones de pesos.
También reconoció que hubo un “manoseo” desde Catastro para alterar tablas catastrales, razón por la que se sancionó a dos funcionarios –hoy en proceso de inhabilitación- y de los que uno era sindicalizado.
Aunque “no es el hilo negro, todos sabían cómo se traficaban cosas en Catastro y Desarrollo Urbano”, indicó.
Hizo ver que todas las irregularidades cometidas desde este par de dependencias “hacían que se perdiera mucho dinero”.
Señaló que además de la revalorización de Catastro, también se llevará a cabo una fotometría de todo Benito Juárez, para ampliar la base de contribuyentes, porque mucho son los que evaden el pago.
A los hoteleros que piden pagar menos por la antigüedad que tienen sus inmuebles, les dijo que así como piden el ayuntamiento también quiere saber cuántos cuartos tienen porque “sólo ellos saben cuantos cuartos tienen”, además de sus bares en un mismo espacio.




 
¡Pronto tendremos nuevas encuestas para usted!