Domingo, febrero 17, 2019

“Danny” y el arte de hacer reír a lo niños

PROGRESO, Yucatán, 7 de diciembre.- Al celebrar en el municipio el Día Internacional del Payaso, Danny es el primer payaso con 28 años de carrera en el arte de hacer reír a los niños del puerto, comisarías, estaciones de radio e incluso ha ofrecido show en la ciudad capital y en cadenas de televisión abierta.
Enrique Martínez Díaz es el payasito Danny de este puerto, quien hace mención que es un payaso del género vagabundo, inspirado su personaje en Ricardo González “Cepillín” y Gaspar Henaine “Capulina” (+). “Mi humorismo es cien por ciento blanco, dedicado a los niños”, dijo.
“Pero en este año 2018 tengo doble celebración porque cumplo 40 años de casado con mi compañera de toda la vida, Pilar Contreras Pool, madre de mis hijos y esto es una bendición de Dios”, añadió.
En mi show utilizó con mis personajes, la venereología, algo que actualmente se está olvidando, mi guitarra, con los que acompaño a mis muñecos Lucas y un conejo, lo demás es parte de la creatividad trucos de magia y forma de organizar juegos con los pequeños”, indicó.
“Mis bromas son 100 por ciento familiares y si los niños se tienen que reír de alguien es de Danny, no utilizo malas palabras ni dejo que los niños hagan bulling de otros niños, que se burlen de cualquier invitado que no va con mi espectáculo”, aseguró.
“El payasito Danny nació hace 28 años, ahora me veo al espejo y digo que el tiempo no deja pasar nada, cada día tengo más arrugas en el rostro, pero hoy divierto a la segunda generación de niños a los que fui a sus fiestas, ahora estoy acudiendo a los cumpleaños de sus hijos y digo: Danny, ya no eres muy joven”, manifestó.
“Danny fue creado hace 28 años para motivar a mi hijo Danny, entonces un pequeño con capacidad diferente, por lo cual me pintaba la cara, me hice una peluca de estambre y jugaba con mi hijo”, sostuvo.
“Mi propósito era motivar a Danny a pesar de sus problemas ama el fútbol, motivado logre que este saliera para patear el balón para mejorar su auto estima”, dijo.
“Pero el personaje fue creciendo, primero con show para mi hijo, después con los familiares en eventos públicos, hasta llegar a tener 28 años desde luego un día. Danny un día tendrá que jubilarse como todos”, aseguró.
“Aunque ahora surgen nuevos payasos, pero no los arlequines, sigo siendo el único payaso vagabundo y no hay ninguno en el género de mimo”, aseveró.
“En realidad los niños son hermosos, juegas con ellos, en este época de juegos bélicos, de las redes sociales aún se interesan por el show de Danny, no es un trabajo, es diversión, pero desde luego tengo que sacar para la comida y para los gastos del hogar aunque en realidad mi trabajo es ser albañil”, aseguró.
“Pero cuando alguien toca mi puerta para un espectáculo público de una noble causa, sin duda alguna Danny estará presente, he realizado show en el interior del Estado, en las televisoras locales, en canales de internet ahora y nos actualizamos para la animación que es lo que prácticamente se hace cuando el espectáculo es masivo con más equipo y más números”, expuso.
“En las fiestas rompo piñatas, parto el pastel con los festejados, entretengo a los niños y todos nos divertimos. En realidad Danny agradece al POR ESTO!, este espacio en el Día Internacional que se celebra en este puerto, a los papás de los niños que los hagan felices debido a que la infancia es una que a veces no la vemos pasar”, indicó.
“Les recomiendo a los padres que esta Navidad a Santa Claus no les pidan perros ni gatos, sobre todo ahora que en los matrimonios ambos tienen que trabajar y el tiempo para los niños está limitado, un animalito no es un juguete, tiene vida y hay que saberlo cuidar, porque son bonitos de pequeños, pero desde luego van a crecer y muchos terminan abandonados”, finalizó.
(Julio Jiménez Mendoza)

Siguiente publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *