Martes, julio 16, 2019

EU confirma que sí lanzó gas contra migrantes y detuvo a 42; Trump pide a México repatriarlos

Las declaraciones de Trump se dan luego de que ayer domingo, un grupo de migrantes de la caravana de centroamericanos radicados en Tijuana desafió a las autoridades al trepar el muro fronterizo con Estados Unidos en su afán por cruzar y pedir asilo, siendo replegados con gases lacrimógenos por parte de la policía fronteriza estadounidense.

Rodney Scott, jefe de sector de la Patrulla Fronteriza en San Diego, California, confirmó la detención de al menos 42 migrantes en territorio estadounidense e informó que el grupo habría atacado con piedras a oficiales que resguardaban la barda que divide los dos países en la zona californiana de San Ysidro, por lo que se vieron obligados a responder con el uso de gas lacrimógeno, detalló Scott.

Ciudad de México, 26 de noviembre (SinEmbargo).- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó esta mañana de nuevo con cerrar su frontera sur, si México no regresa a sus países a los migrantes, a quienes llamó “criminales de sangre fría”.

Trump dijo que México debería de repatriar a los migrantes “muchos de los cuales son criminales de sangre fría, de regreso a sus países”, escribió.

“Háganlo por avión, háganlo por autobús, háganlo de cualquier manera que quieran, pero ellos NO van a entrar a los Estados Unidos. Cerraremos la frontera permanentemente si es necesario. Congreso, financien el MURO”, añadió en Twitter esta mañana.

Scott detalló que tres agentes fueron agredidos, pero debido a que portaban equipo antimotines no presentaron heridas de consideración, mientras que los vehículos estacionados en el lugar de los hechos fueron dañados por el impacto de los objetos lanzados por los inmigrantes, agregó.

Al grupo de 42 personas detenidas en el lado estadounidense, ocho de ellas mujeres, se suman 39 arrestos del lado mexicano. Sin embargo, Scott reconoció que “numerosas personas” lograron cruzar la frontera a través de tramos en donde no se ha podido reforzar el muro entre San Diego y Tijuana.

La tensión se elevó este domingo cuando integrantes de la caravana migrante que llegó a la frontera en búsqueda de asilo rompieron la valla de seguridad instalada por la Policía mexicana y se aproximaron hacia el puerto de entrada a los Estados Unidos.

Integrantes de este numeroso grupo lograron abrir una brecha en la valla estadounidense, por la que cruzaron ilegalmente decenas de personas.

Por esta razón, autoridades estadounidenses cerraron por tercera ocasión en una semana el paso internacional entre San Diego y Tijuana.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) justificó esta medida ante la presencia del creciente número de personas que pretendían ingresar ilegalmente a Estados Unidos.

“Ante la posibilidad de que otros grupos también pudieran separarse de las manifestaciones para un posible intento de adentrarse ilegalmente a los puertos de entrada, CBP suspendió las operaciones”, indicó un portavoz de la dependencia.

En una entrevista televisiva, el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, indicó ayer que aquellos que hayan participado en estos hechos “violentos” serán deportados de forma “inmediata”.

Aseguró que un grupo de alborotadores dentro del contingente convenció a más migrantes, muchos de ellos mujeres y niños, a actuar ilegalmente al querer trepar el muro y cruzar la frontera.

Afortunadamente, prosiguió, no se registraron heridos graves ni muertes, pese a una respuesta “muy agresiva” del gobierno estadounidense, y anunció que se reforzará con fuerzas federales la frontera.

Publicaciones Relacionadas

Siguiente publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Recomendados